• Dice periodistadigital.com que «este miércoles, 16 de junio de 2010, El Economista titulaba en su portada de que la UE y el FMI diseñan para España un plan de liquidez de 250.000 millones. María Claver, redactora jefe de El Economista, desveló en Cheap Es la noche de César Vidal, que Félix Monteira, el responsable de comunicación de la Presidencia del Gobierno, llamó por la noche al periódico para hablar con el director  Amador Ayora.

    En los momentos de agobio político, los gobernantes sin seguros contratan expertos para sustituir la inseguridad propia en sus asesores,  aunque sean los funcionarios de toda la vida. El economista José Manuel Naredo hablaba de «La gota malaya de los expertos» que reclaman Los expertos reclaman la reforma del mercado de trabajo como base para frenar el crecimiento del desempleo”. Muchas veces hemos defendido a tesis de que la economía española estaba apunto de ver brotes verdes y que la crisis del bono griego y sus efectos sobre las expectativas producirán más daño que beneficio sobre la economía real.

    Un breve de ABC (página 39), dice que «Solbes descarta una recuperación «a la japones» con un largo periodo de estancamiento y aventura una reactivación en forma de U con un tiempo de estabilización y un posterior repunte». Por su lado, Noruiel Roubini señala que «(…) el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y otras instituciones multilaterales deben facilitar un generosos apoyo de prestamista de último recurso para impedir una recesión deflacionaria severa en países que necesitan un desapalancamiento público y privado». También Antoni Castells «alertó sobre la posibilidad de que la economía entre en «una larga etapa de marasmo, bordeando la deflación», con crecimientos entre el 0,5% y el 0,7%. La alternativa es, dijo, «un ajuste drástico, porque creo que es mejor hacer un sacrificio y ver resultados rápidos». Además de la reforma laboral, la reflexión de Castells incluye el sistema educativo, el mercado energético o las pensiones». Es lo que se llama una devaluación interna en ausencia inevitable de una devaluación externa. Según MAFO en su discurso de presentación del Banco de España «el retorno al mercado de trabajo de los parados de larga duración está asociado a pérdidas salariales permanentes del 17 %». Sobre la shipping apcalis deflación en la UEM ya hablamos el otro día, y contra los efectos de ésta, ha decidido enfrentarse con todas sus fuerzas El Quijote (Zapatero), declarando «que está dispuesto a todas las reformas que sean necesarias» (Quizás recuerde el caso de la deflación del Japón en los años 90). El jefe de gabinete de Zapatero seguramente estará siguiendo las recomendaciones de Rato que señalaba:  “Yo creo más en los paquetes que en el goteo; así lo hicimos cuando tuve responsabilidades de Gobierno y funcionó. Necesitamos anticipar las medidas contundentes. El partido se juega ahora y es ahora cuando hay que poner toda la carne en el asador”. Contundente patada en la espinilla a Zapatero que parece tomar las decisiones con cuentagotas y a regañadientes. Añade: “Hay que adelantar las reformas por las circunstancias, adelantar el calendario”.

    http://www.ipem221jovita.com.ar/ginette-35-delivery/

    Según Jon Müller, Zapatero ganó ayer una batalla a Merkel y según Ernesto Ekazier «la posibilidad de estancamiento, cuando no de recaída, a causa del ajuste fiscal, en el tercer y cuarto trimestre de 2010, es un escenario más que probable». Por eso, Zapatero debe tener tanta angustia cuando ve que hay un acuerdo del Consejo Europeo para llevar una propuesta al G-20 para sancionar a quienes no reduzcan el déficit y otro acuerdo por el que , según Andreu Misse,  «a partir de enero de 2011, que en el primer semestre del año se acordarán los criterios básicos sobre los que los países deberán elaborar sus presupuestos, así como asegurar la calidad de las estadísticas, básicas para la vigilancia presupuestaria». La próxima reforma escandalosa va a ser la reforma de las pensiones públicas, sin llegar a la sugerencia del Instituto de la empresa familiar,  que quiere que la jubilación llegue a los 70 años. Hay quien,  como es el caso del grupo de los 100 economistas,  plantea bajar la pensión con relación al último salario. Éste grupo está actuando cada vez más como un lobby académico que compite con los bufetes de abogados, las auditoras-consultoras y los expertos del Ministerio de Economía, es decir, que expertos ajenos a la Administración parecen definir la política económica estructural. No hay límite para esa influencia «presidencial» cuando el propio Granado solicitaba un aumento de plantilla para poder definir una gestión independiente de los intereses del Tesoro a la hora de obtener una rentabilidad óptima para el Fondo de reserva de la Seguridad Social. Hasta tal punto es el lío en la política económica que CiU propuso el martes pasado que parte del Fondo se invirtiera en renta variable. A este paso los sindicatos van a aconsejar el cambio de Gobierno como ya hizo Toxo ayer en Punto Radio. Para UGT y CC.OO. sería útil cambios en un «Gobierno quemado» Cheap . El embrollo es tremendo, los sindicatos quieren una «moción de abandono» y Rajoy enfría las expectativas sobre elecciones anticipadas. Ahora comienzan ya a publicarse opiniones que hablan sobre el Gobierno que viene. Ahí tiene por ejemplo, a Martín Ferrand en ABC, pág 18 hablando de un «nuevo Gobierno Viejo».

    El desorden llega hasta Solbes, que no ha participado en la celebración de los 100 años del grupo parlamentario socialista y a la ex ministra de Vivienda, Trujillo,  que defi3ende la desaparición del Ministerio (breves de Buy LA VANGUARDIA página 19). Incluso George Lakoff, entrevistado ayer en PÚBLICO, pág 15, llega a decir que «sería crucial que muchos portavoces dijesen una misma cosa en las empresas, en la iglesias, en la televisión y en la radio. No es imposible en un plazo de dos años, pero hay que explicar la diferencia entre los valores morales y las determinadas políticas en momentos distintos». Hasta Griñán «criticó que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero «no ha explicado suficientemente bien para qué se hace»».

    Ayer, el famoso ex director del online ABC José Antonio Zarzalejos reflexionaba en un breve de LA VANGUARDA (página 17 ): «El día 25 se celebrará un foro en Madrid en el que Mariano Rajoy expondrá algo parecido a su programa económico. El encuentro es importante y en Génova lo preparan con el máximo detalle. Y si sustancial es lo que diga el presidente del PP, tanto o más serán las asistencias y las ausencias. Los populares quieren ver al mundo del dinero y de la empresa arropando a su líder. ¿Lo conseguirá?».

    A partir de ahora, habrá una competencia por colocarse ante todos los agentes económicos como guía creíble de la política económica: el TC, el grupo parlamentario del PSC, CiU y el cupo vasco  en Catalunya, la Y vasca y el blindaje de los Consejos de Administración en la Ley de Auditoria que tanto afecta a Iberdrola. Una vez abierta la posibilidad de un cambio de Gobierno en marcado en  proyecto de reforma estructural de la economía, todos quieren cambiar más profundamente las cosas. La CEOE cree que hay que completar la reforma y los ex ministros del PSOE piden medidas más enérgicas.

    Todos los Gobiernos europeos están pendientes del desenlace de los proyectos de reforma de las pensiones públicas en Holanda y Francia.  No es fácil lograr pedir sacrificios a la población. La gente, que no es tonta, sabe que la reforma de las pensiones no es permanente, que puede ser un proceso de ida y vuelta que depende de muchas circunstancias puramente temporales, según sea el momento del ciclo económico o el calendario político. Los principales afectados por la reforma, los trabajadores mayores de 40-45 años, saben perfectamente que la única reforma de las pensiones que es de verdad irreversible es la que sustituye el sistema de reparto (solidaridad intergeneracional) por el de capitalización (ahorro individual).

    En realidad todos los Gobiernos quieren comprobar la fuerza de la protesta social en Italia porque en todos ellos existe algún tipo de proyecto parecido de alargar los años de cotización necesarios para mantener el importe de la prestación por jubilación. Estas reformas, que los afectados denominan como un “robo de las pensiones públicas”, tendrían que ser necesarias e inevitables porque los estudios actuariales al uso afirman que, con la actual y prevista pirámide de población europea, el equilibrio financiero del sistema es insostenible. Estos estudios existen desde hace por lo menos 15 años, sin que nunca hayan logrado pasar de meras advertencias que se “agitaban” de vez en cuando. El que ahora Gobiernos y organismos económicos internacionales coincidan en la importancia de la enfermedad y premura para atajarla con legislaciones supuestamente irrevocables, es producto directo de la recesión en toda la UE y de la restricción que impone el Pacto de Estabilidad sobre el déficit público. La falta de un crecimiento suficiente para crear empleo hace disminuir la ratio cotizante/pensionista e incrementa el gasto público por desempleo.  Así que, o se reforman los sistemas públicos de pensiones o se reforma el PEC. O las dos cosas a la vez. Puede ser que los argumentos a favor de la reforma sean ciertas y que, sin ella, el futuro económico colectivo sería mucho más incierto. Pero, ¿quién quiere sacrificarse ahora por un futuro probable dentro de 20, 30 o 50 años?. O las sospechas, ¿quién y cómo se han hecho los cálculos?. Si se quiere que la reforma sea irrevocable es preciso que cuente con suficiente consenso sociológico, no solamente de los partidos políticos. ¿Y qué creen ustedes que van a hacer los sindicatos para mantener la militancia de los trabajadores mayores de 15 años con contrato indefinido?

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores