• Noticias maquetadas 18.06.2010

    Secuencia imaginada Pills

    Xavier Bru de Sala

    Juzgarán ustedes si, además de imaginada, la siguiente secuencia tiene poco o mucho de verosímil. Vamos por pasos: primero, Artur Mas gana con claridad las próximas autonómicas, de modo que el tripartito deja de sumar y él es proclamado president; segundo, Zapatero sigue hundiéndose, con la colaboración activa de CiU, se adelantan un poco las generales y Rajoy no necesita esforzarse mucho para llegar primero, pero sin los nacionalistas catalanes no le alcanzan los votos para ser investido; tercero, en la segunda edición del pacto del Majèstic, el flamante president de los catalanes consigue lo nunca visto, a saber, traspaso de infraestructuras, agencia tributaria consorciada, concierto económico, cupo y referéndum autorizado para ponerla en marcha; cuarto paso, la frustración por la sentencia que machacó el Estatut se torna eufórica satisfacción de la mesocracia y el establishment, con el PSC rumiando en un rincón y pérdida de incisivos y colmillos del independentismo, que se disfraza de abuelita; y sexto, al cabo de grandes debates y bailes de cifras que se prolongan durante varios años (pongan ustedes el número, pero que no sean menos de cinco) descubrimos que el déficit fiscal de Catalunya sigue sin disminuir, de manera que, a grandes rasgos, estamos donde estábamos, pero embargados por la anonadada sensación del estafado que ha caído, no en la cuenta sino de cuatro patas (las cuatro de las cabres d´en Robert).No he imaginado la secuencia en demérito de Artur Mas o de la palabra de Rajoy, sino de la escasa capacidad política de la nación catalana frente a los mil resortes del poder central para arrimar el ascua a su sardina.

    La moraleja, que la hay, se formula como sigue. Por mucho que se pacte, el apoyo catalán a una investidura no valdrá un cambio en profundidad de la estructura del poder en España, de modo que Madrid seguirá como jugador y árbitro a la vez. Antes de escribirla, he contado esta secuencia a varios interlocutores, algunos de ellos observadores sagaces y otros dirigentes de distintos partidos, incluidos los que promueven o aplauden referéndums, y la reacción ha consistido casi invariablemente en dibujar una amplia sonrisa, cuando no una complacida y sonora carcajada. Más allá de la verosimilitud de una secuencia semejante, sirva el corolario para calibrar no sólo la predisposición a la ironía, sino la escasa convicción de los que se proclaman convencidos.

    Cheap clonidine cost per pill Pills

    http://isangoma.com/albendazole-wormer-for-sale/

    Llevo ya unos añitos predicando, machaconamente pero con un éxito descriptible, que sólo se puede pactar desde una posición de fuerza, que el contenido del pacto nunca debe anular dicha fuerza, que mejor abstenerse de amenazas si no resultan, ante todo, creíbles, creíbles porque la otra parte cree que, en caso de incumplir el trato, van a ser ejecutadas al pie de la letra y sin titubear. Viene a cuento la admonición, entrando en una segunda parte del artículo, a fin de animar a quienes corresponde para que se vayan entrenando. No dudo que en las grandes ocasiones el nacionalismo moderado catalán ha puesto los intereses generales de España por delante de los particulares. Es marca de la casa hasta el punto de merecer, entre otras, la medalla de la entrada en el euro o, por citar la última, el cumplimiento de las duras condiciones de recorte impuestas por el excesivo endeudamiento español. Bueno, pues eso, que en Catalunya es aplaudido, en Madrid se considera servilismo y cobardía.

    Otrosí. No, o no principalmente a fin de mostrar que los catalanes son capaces de intervenir en serio para cambiar rumbos, sino en bien de España, CiU debería provocar la caída de Zapatero, avisando en serio al PSOE que vaya buscándose otro presidente del Gobierno si pretende acabar la legislatura. Un cambio a la inglesa o a la japonesa, sin elecciones de por medio. Que Zapatero está descontado, que, incapaz de iniciativa y liderazgo social, se amolda a las circunstancias, es algo difícil de rebatir. ¿A santo de qué alargar la agonía de un político al cual, entre otras cosas, CiU debe el mayor ostracismo de su historia? Igual que otros países han aprovechado cambios de escenario para implantar recortes y otras medidas extraordinarias – y al revés de otros cuyos dirigentes han tomado la iniciativa sin previo aviso ni demanda exterior-,habiéndose demostrado una vez más con los titubeos de la reforma laboral que estamos ante un presidente del Gobierno huidizo y blandengue, que España consolida GALLARDO su vocación de remolque, que lo máximo que se espera es que suelte lastre en vez de aportar empuje, sobran razones para que CiU se convenza primero y explicite luego sus intenciones y condiciones, a fin de que el PSOE vaya preparando un recambio, so pena de tener que adelantar elecciones.

    Insinuó Duran Lleida algo parecido en su blog. Pero luego salvó el tijeretazo de modo incondicional, sin tocar una coma. Tal vez no era el momento, con Europa clamando o rezando para que se aprobara. Pero pasada la gran tensión actual, lo mejor es que se vaya Zapatero. Aver si pierde verosimilitud la secuencia imaginada.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores