• Noticias maquetadas 18.06.2010

    Detenidos 34 judíos ultraortodoxos en Jerusalén por segregacionismo

    La policía busca a otros 26 que no se presentaron en comisaría

    HENRIQUE CYMERMAN – Tel Aviv. Corresponsal

    http://didit-ariyanto.mhs.narotama.ac.id/2018/02/02/buy-colchicine-for-plant-breeding/

    El Tribunal Supremo de Jerusalén y la minoría ultraortodoxa israelí llegaron ayer a uno de sus enfrentamientos más duros en la historia del país. Treinta y cuatro padres y madres de la minoría ultrarreligiosa fueron arrestados por la policía en Jerusalén tras haberse negado a que sus hijas estudiaran en un colegio, en el asentamiento de Emanuel, junto a otras niñas de familias judías orientales y sefardíes. La policía busca a otros veintiséis que no acudieron a comisaría.

    http://www.hopewwjamaica.com/2018/02/02/how-much-endep-for-anxiety/

    Las tensiones entre judíos askenazíes y sefardíes son notables desde antes de la creación del Estado de Israel. En la sociedad laica están cada vez más superadas, con un aumento de los matrimonios mixtos. Sin embargo, entre los ultraortodoxos la brecha todavía es notable. Los jaredim (piadosos) de Emanuel exigen la segregación en los colegios alegando los distintos ritos judíos y tradiciones religiosas.

    Sin embargo, los jueces afirman que se trata de «discriminación étnica» yde «racismo». «Todos los alumnos, askenazíes y sefardíes, son iguales y no pueden ser separados», afirmó el Tribunal Supremo, que advirtió a los ultraortodoxos que de no poner fina la segregación serían encarcelados. Lo que empezó como un duelo entre distintos grupos étnicos – los askenazíes son de origen centroeuropeo, mientras que los sefardíes son de origen español, portugués y árabe-se convirtió en una guerra religiosa de la minoría ultraortodoxa contra el poder judicial israelí, a quien acusan de defender siempre a la mayoría secular.

    Purchase

    Treinta y seis padres y madres que se negaron a aceptar la sentencia se presentaron ayer por la tarde en la comisaría central de Jerusalén para ser encarcelados. Otros veintiséis no lo hicieron y están en situación de busca y captura por parte de la policía. Uno de los que sí se presentó, Moshe Malobitziki, de 32 años, padre de dos niñas y de cuatro niños, decía: «Mis hijas estudian en el colegio Beit Yakov de Emanuel y nuestros rabinos nos han ordenado que luchemos contra la decisión del tribunal. Nadie tiene derecho a imponernos con quién deben estudiar».

    Yosef Weisfish, padre de cuatro niños, explicó: «Debemos demostrar que la voz de la Torá (el Pentateuco) está por encima de la voz de este tribunal. Aunque nos torturen en su cárcel no lograrán doblegarnos». Algunos de los detenidos escuchaban discursos del rabino de Slonin, que les animaba y decía: «Desde los días de Stalin no habíamos visto tal odio a la religión».

    Mientras los padres acusados de racismo eran conducidos por los agentes policiales, decenas de miles de miembros de su comunidad desfilaban por las calles de Jerusalén en lo que definieron como «la madre de todas la manifestaciones».

    El diputado ultraortodoxo Moshe Gafni se preguntó ayer qué pasaría si en otro país decenas de judíos religiosos con largas barbas fueran arrestados en masa. Ben Kaspit, destacado escritor, le contestó: «Cuando eso ocurría, ellos eran víctimas de racismo. Ahora los que van a la cárcel están acusados de racismo».

    Buy

    Order buy neurontin cod

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores