• Noticias maquetadas 14.06.2010

    ISABEL LONGHI-BRACAGLIA / México DF Corresponsal

    Sin noticias del ‘Jefe Diego’ un mes después

    La ley del silencio impera en todo México sobre la captura del político del PAN

    Lo agarraron entre cuatro cuando llegaba, como cada viernes, a pasar el fin de semana en su rancho. Un quinto conducía el coche que se lo llevó. Y un sexto vigilaba. En la guantera de su todoterreno hallaron las tijeras con las que recortaba su característica barba cana. Y se las clavaron para extirparle aquello que podría dar al traste con sus planes: un chip del tamaño de un grano de arroz que llevaba implantado bajo la piel para ser localizado en caso de desaparecer. Por el camino, tras los primeros 40 kilómetros de su secuestro, arrojaron el dispositivo por la ventana. Hoy esa distancia suma justo un mes de cautiverio para uno de los más controvertidos y poderosos políticos de México: Diego Fernández de Cevallos, representante del ala más conservadora del partido del presidente Felipe Calderón.

    Del pasado del influyente Jefe Diego se sabe casi todo en México. Del presente, casi nada. Y del futuro… No hay nadie que se atreva hoy a poner la mano en el fuego para asegurar que el ex candidato presidencial del PAN en 1994, ex presidente del Senado, abogado de éxito y sospechoso de varias conspiraciones políticas que han marcado la Transición en el país, sigue con vida. Aunque, a decir verdad, es la tesis extraoficial más extendida. A pesar de que aquí, la tradición del activo crimen organizado demuestra que lo más habitual es que los levantados terminen desangrados en un barranco.

    Pero hasta ahora la única sangre que ha perdido oficialmente Cevallos ha sido la hallada el 14 de mayo junto a su coche. El mismo día en que lo encontraron abandonado en su rancho de Querétaro, los forenses se llevaron esas tijeras manchadas de rojo. Los análisis demostraron que aquélla pertenecía a su mismo grupo sanguíneo. También localizaron huellas en el vehículo, pero en las bases de datos no coinciden con las de delincuentes fichados.

    Lo cierto es que la ley del silencio impuesta en torno a este caso no ayuda a desvelar mucho más sobre lo que está ocurriendo. Contribuye, eso sí, a la mitificación del hombre al que se ha señalado como artífice de la llegada al poder de Carlos Salinas de Gortari y de Vicente Fox. Del abogado criticado por pleitear contra el Estado y obtener así sumas millonarias en causas privadas mientras formaba parte del mismo Parlamento en el que se suponía que tenía que defender los intereses públicos. De la mano que, dicen, controla el poder en Interior porque fue él mismo quien señaló como actual ministro a un amigo y compañero de bufete, Fernando Gómez-Mont, y al fiscal general del Estado, Arturo Chávez. Del nombre ligado a una inmensa fortuna y a oscuras alianzas.

    De ahí que su desaparición mantenga conmocionada a la clase política y a otros sectores de los que Cevallos tendría bastante información. Y de ahí que se haya relacionado con un móvil económico, pero no se hayan descartado tampoco los intereses políticos de su rapto. Lo que sí parece cada vez más claro es que quien tiene en su poder al Jefe Diego es un grupo profesional, porque su secuestro reúne características que lo diferencian de los que suele cometer el crimen organizado.

    Para empezar, no hubo disparos. Una semana después, se difundió por internet su foto, con una venda en los ojos. La familia la reconoció como prueba de vida y solicitó a las autoridades que se retiraran del caso para poder negociar su liberación. La Fiscalía obedeció. Otra prueba más del poderío de la saga Fernández de Cevallos en México. Como el hecho de que la mayoría de los medios se entregaran también a sus deseos hasta eliminar por completo, en muchos casos, la información sobre el secuestro. Hoy sólo quedan los rumores, como el que cuenta que ya ha habido una petición de rescate de unos 50 millones de dólares.

    O los que apuntan a que la gestión del asunto por parte de los captores es más propia de la guerrilla. Se sabrá todo con el tiempo. Lo que no se puede decir es si, para entonces, el Jefe Diego estará en condiciones de seguir alimentando su leyenda.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores