• Noticias maquetadas 11.06.2010

    ÁNGELES ESCRIVÁ / Madrid

    Buy Documento de rechazo con EA

    La izquierda ‘abertzale’ prepara un acto pero las FSE dicen que ‘Ata’ le puso un plazo

    Pills

    La izquierda abertzale ha estado preparando la presentación de una alianza con Eusko Alkartasuna cuya escenificación está prevista para este fin de semana. Según las fuentes consultadas, los radicales pretenden hacer público un documento que contiene un enunciado de rechazo a la violencia cuyos términos no han trascendido. Se trataría de una fórmula en la que se da «un paso más» en la representación del alejamiento de la banda -según expresión utilizada por las fuentes-, que lo más probable es que no sea definitivo.

    De producirse, sería la ratificación del embrionario polo soberanista, ansiado por toda ETA y que viene intentándose desde hace meses, aunque no implicaría necesariamente que EA y la izquierda abertzale vayan juntos a las elecciones. Los representantes de ambos, tras muchos contactos -el último, ayer-, se han mostrado reacios últimamente.

    En cualquier caso, queda mucho para que deje de dudarse de la sinceridad de la izquierda abertzale y de su verdadera autonomía. En especial, si se analiza la situación a la luz de otros datos en poder de las Fuerzas de Seguridad, que hace pocas semanas detectaron una información que indicaba que la ETA encabezada por Mikel Karrera, Ata, puso plazo a la izquierda abertzale para que sus dirigentes cerrasen un acuerdo soberanista.

    Los agentes no saben cuál es ese plazo, pero sostienen que la intención de Ata era tomar de nuevo las riendas, y atentar, si la izquierda abertzale no era capaz de cumplir con dicho objetivo. Los expertos calculan, de hecho, que la ausencia de atentados es la consecuencia de un parón técnico no anunciado. Admiten que Kabikoitz fue detenido recientemente, pero advierten de que nadie puede descartar que sus sustitutos sigan la misma estrategia.

    Son datos, en ocasiones aparentemente contradictorios, que hay que barajar en una situación en la que, de nuevo, nada es sencillo. Las continuas detenciones y la imposibilidad, al menos teórica, de estar presente en las instituciones han provocado una crisis sin precedentes en el entramado etarra; y divisiones. Tras la tregua, primero Thierry y luego Txeroki decidieron que iban a ejecutar una oleada de atentados para mostrar su autoridad. Sus documentos indicaban que querían crear una fuerte plataforma independentista con EA, Aralar y una parte del PNV para obligar al Estado a doblegarse. ETA quería liderar esa plataforma atentando, gustase o no a sus socios.

    Salió mal porque la respuesta del Estado la dejó muy debilitada operativa y políticamente. Así las cosas, por supervivencia un sector escenificó un distanciamiento: había que configurar un polo soberanista para presionar al Estado, pero sin mencionar los atentados. Es la propuesta de Alsasua encabezada por Otegi, que ganó el debate interno y en la que se propone dialogar en ausencia de violencia y sin injerencias. Pero en la que no se condena a ETA.

    online Purchase

    Simultáneamente, han ocurrido otras cosas: los contactos de un dirigente del PSE con el mediador internacional Currin, con Otegi y con otros dirigentes abertzales; la existencia de la vía txusito, revelada por ETA, en referencia a Jesús Eguiguren, el presidente del PSE, y el mensaje enviado por una parte de la banda, probablemente a través de esa vía, de que estaba dispuesta a parar.

    La izquierda abertzale, EA y el PSE esperaban para mayo una tregua. Después, los planes se retrasaron hasta finales de julio. Iñigo Iruin, el abogado de etarras, asegura (de nuevo) a quien quiera escucharle que hay movimientos muy serios y que antes del verano se va a producir una notificación irreversible.

    Purchase buy tricorn hat

    Sin vuelta atrás

    Los socialistas vascos confían en que, si ésta se produce -aunque haya discrepancias en ETA-, los propios abertzales posibilistas se encargarán de que sea permanente y les han hecho llegar su convicción de que, llegado el momento, los partidos vascos pueden crear las condiciones para que no haya vuelta atrás. Condiciones como su regreso a las instituciones si se cumplen determinados requisitos o algunas soluciones escalonadas para determinados presos. Aunque lo más probable es que la izquierda abertzale, que durante 40 años ha rechazado esas dos salidas, quiera más y pretenda provocar un nuevo proceso hasta conseguir otro marco político.

    Sus dirigentes han asegurado que están en una campaña en la que, gradualmente (no es la primera vez que hace esa promesa), acabarán solicitando a ETA que pare, y si no lo hace, marcarán una distancia definitiva asumiendo el liderazgo de sus bases. Estamos a semanas de saber quién le pone el plazo a quién, si finalmente hay condena, en qué términos y a cambio de qué.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores