• Noticias maquetadas 10.06.2010

    EL ÁGORA

    online Autopsia política

    José Antonio Zarzalejos

    http://formigalwines.com/how-much-terramycin-for-chickens/

    Los socialistas siguen molestos con el veredicto de Duran Lleida según el cual el presidente del Gobierno es «un cadáver político». Entienden el diagnóstico letal en boca de Rajoy, pero no lo digieren en la del portavoz de CiU. Y sin embargo, si se aplicasen a hacer la autopsia política de Zapatero, repararían en las razones de su óbito. El padecimiento terminal del jefe del Gobierno consiste en una infección que en política es incurable: la contradicción. Si rectificar – «reducir algo a la exactitud que debe tener»-es de sabios, contradecirse – «afirmación y negación que se oponen una a otra y recíprocamente se destruyen»-es de ignorantes. Y Zapatero no es que haya rectificado todas sus políticas socioeconómicas: es que las ha contradicho, y con la misma facundia con la que publicitaba las anteriores se adhiere a las actuales.

    http://blog.xn--2-5wf2eljdmn4b6cn.com/?p=1310

    Aunque la política consiente mucha holgura en el juicio, no llega a permitir que el campeón de los derechos sociales se convierta sin consecuencias fatales en el ejecutor del recorte de sueldos a los empleados públicos, la congelación de las pensiones y la supresión de beneficios cívicos. Por esa razón, por incurrir en una clamorosa e incomprensible contradicción, que no rectificación, el presidente del Gobierno se ha convertido en un «cadáver político». Nada de lo que asegure, prometa o sugiera para el futuro inmediato tendrá fiabilidad.

    online
    Pills

    El deceso por contradicción irreductible

    – primera observación de la autopsia políticaaZapatero-se ha complicado con otra patología asociada: la falta de credibilidad en las instancias y mercados internacionales, que son conscientes de que el responsable del Gobierno de España actúa a remolque de indicaciones, instrucciones, avisos y exigencias que se asumen por el Gobierno español con renuencia y ausencia de convicción y, además, con falta de apoyo parlamentario y social.

    Contradicción y falta de credibilidad producen un efecto colateral muy peligroso: aunque las medidas que se adopten sean acogidas positivamente – y las de ajuste del déficit lo han sido-,el ambiente de increencia en torno a las capacidades y convicciones del Gobierno socialista es por completo general y compartido en la UE y en el FMI y, mucho más, entre los agentes más activos del mercado.

    Cheap

    También por estas razones José Luis Rodríguez Zapatero es un «cadáver político».

    O sea, que las habilidades médico-forenses de Duran no son despreciables, de tal modo que, como preconizan los disidentes oficiales del PSOE (es el caso de Joaquín Leguina), los socialistas debieran estar ya en la ardua tarea de sustituir al fallecido Zapatero por otro dirigente al que, por lo menos, no se le pueda imputar contradicción, sino sólo rectificación. Es decir, una figura más centrada, menos fundamentalista de las políticas de gasto público, más próximo a las prácticas ortodoxas de la sostenibilidad de la UE.

    De momento, es entendible que, como el Cid Campeador, Zapatero siga – convenientemente sujeto por un arnés-a lomos de Babieca. Pero no por ello deja de ser un «cadáver político».

    Purchase

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores