• Las ciudades de más de 20.000 habitantes se han llenado de comercios recién abiertos de compraventa de oro. Pagan al contado sin factura y el trato es «personalizado» y a la vez la solicitud de ayuda a Caritas incrementa considerablemente. Éstas colas en Cáritas deben de existir en todas las provincias y esta es la razón fundamental por la que de ahora en adelante van a fracasar todos los llamados sindicales a la huelga. Paradojicamente, un círculo maligno se cierra: usted paga el IRPF del cual una parte el Estado designa a Cáritas y ésta destina a la asistencia caritativa a los parados de larga duración. Las colas irán a más porque seguramente estemos en lo más alto de la crisis y previsiblemente iremos a más. Habrá restricciones a las transferencias públicas de rentas en las prestaciones sanitarias públicas y este verano va a haber problemas  con la  finananciación de la sanidad pública. A finales de verano también habrá dificultades económicas para la prestación pública de la educación. Habrá menos becas y se agravarán los problemas con los inmigrantes que hacen competencia a los «nacionales» en la prestación de los servicios gratuitos sociales. Además, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se le ha ocurrido autorizar la subida de la tarifa eléctrica en un 10 % para la baja tensión (hogares y pequeños negocios). Luego viene la subida en dos puntos del IVA. Y  todo esto coincidiendo con la campaña del IRPF. No les quiero decir nada, si además el Gobierno sigue dejando circular el rumor de una amnistía fiscal, lo que conllevaría al  crecimiento de la desigualdad  y la extensión de la pobreza en un Gobierno que se autodenomina socialdemócrata.

    Por ahora los signos externos de austeridad en la función pública no son más que eso, signos; el chocolate del  loro, de unos recortes medios salariales del 15 % y el control del uso de coches oficiales de gama alta. Conozco un caso del miedo de los políticos al escándalo: el Govern mandó a 200 castellers a la Feria de Shanghai, pero los tiene casi escondidos, para que no se publique una foto en la prensa española. Parecidos actos de prudencia aparecen ahora por todos los lados. Las comidas de cinco tenedores y los hoteles de cinco estrellas ya no se firman a cuenta del organismo público correspondiente. La ministra de Economía «aflora 161 entes públicos de las autonomías que hasta ahora eran opacos» y el Ministerio de Vivienda localizaba jóvenes beneficiarios de la renta básica mensual de ayuda al alquiler. Además parece que el tripartito aplaza para el otoño el adelgazamiento de la Generalitat que prometió hace 8 años porque ello… requiere años. Algo parecido debe pasar cuando el periodista Andreu Missé Buy cuenta que el Gobierno acelerará la reforma de las pensiones «entorno al verano». Igualmente, parece que el Gobierno niegue que la comisión exiga más reformas a España y que Salgado promete hacer todo lo necesario para rebajar el déficit al 6 % el año que viene. Uno no acaba de entender cómo puede ser coherente la unión de todos estos mensajes: o corregir el ajuste corre prisa o se puede dejar para después del verano, sobre todo porque «Fitch pide al Reino Unido un ajuste del déficit más rápido» y Cameron la responde con un Chamber Star.

    Moody´s puede llegar a crearle problemas a Zapatero a cuenta del euro cuando Pierre Cailleteau afirma que «han resucitado todas la cuestiones que plantearon hace 10 años los euroescépticos».  Ya veremos cuando llegue Moody´s a revisar y a analizar la deuda, tal y como cuenta irónicamente el periodista Ernesto Ekaizer. Con la caída de los ingresos por IVA, la economía subterránea y la desaparición de las declaraciones IRPF, poca reforma laboral va a poder negociarse con los empresarios antes del próximo miércoles 16 porque la reforma laboral pactada va acostar más de 6.000 millones si hacemos caso al estupendo cálculo elaborado por el periodista Juan de Portillo. Zapatero necesita subir impuestos, pero sólo debería bajar el gasto y Rajoy necesita no bajar impuestos y sólo debería no reducir el gasto. Por eso la reforma laboral se está convirtiendo en el nudo gordiano de la política económica del Techo de Gasto de los Presupuestos 2011.

    Purchase

    El periodista Luis Doncel publicaba ayer una extraordinaria información bajo el título «Los ‘100 economistas’ piden que la reforma laboral no sea un parche» , en la que se exigía cumplir con el Manifiesto de Fedea. A estas horas hemos llegado al dislate de que un grupo de profesores universitarios exija algo a un Gobierno elegido en las urnas, que legisla en un Congreso también elegido por los ciudadanos. Hasta tal punto hemos llegado que las decisiones de Salgado son puenteadas por Javier Vallés, director de la Oficina Económica del Presidente (OEP). A partir de ahora los lobbies no van a saber con quien trabajar para conseguir apaños en la legislación del BOE y a mí y a otros interesados en entender cómo suceden las cosas, nos gustaría saber si existe una ceremonia del rito de paso y si hay un rito de acceso al grupo como también un rito de acceso a la Asamblea decisoria, porque así se entendería por qué hay 100 economistas académicos que sustituyen a sindicatos, empresarios, ministros y parlamentarios en la creación de la política económica. Quizás así se entendería algo tan chusco como que Cospedal diga que «el PP se compromete a defender a los trabajadores y a no tocar las pensiones» Order , cuando  sólo Florentino Pérez  y Díaz Ferrán defienden a Rajoy en público http://viaddress.net/procardia-online-stopwatch.html Order .

    La huelga de funcionarios, esos trabajadores que «no pueden ser despedidos», representa que incluso ellos ven las orejas al lobo, la rebaja en la capacidad adquisitiva de sus salarios futuros. Dice hoy el periodista Arcadi Espada en la pág 2 de EL MUNDO, que «en pocos ejemplos contemporáneos se cumple con tal severidad el diagnostico que hizo Marx de la ideología como el velo alienante de lo real». Para el famoso David Taguas, que firmaba una opinión en LA VANGUARDIA del domingo pasado, y como presidente de Seopan afirmaba que «(…) la única posibilidad para recuperar competitividad es reducir los costes de la producción interior y aumentar el coste de las importaciones. En este sentido, la combinación de la reducción de salarios (que reduce los costes de la producción interior) y la subida del IVA (que encarece los bienes importados) configura una devaluación selectiva, que impulsará la demanda externa neta. Ésta es la forma de compatibilizar la reducción del déficit público con el incremento de la demanda, la actividad y el empleo». Pero por otro lado,  tal y cómo explicaba el profesor (UAB) Josep Oliver, en un clarificador artículo, «si algún problema de diseño del euro hay que corregir es el derivado de haber considerado, en nombre de un paradigma económico acientífico, que la suma de racionalidades individuales se traduce en un óptimo colectivo. Y que, por tanto, las decisiones de endeudamiento privado son, en su conjunto, siempre adecuadas».

    Todo esto nos lleva al famoso debate acerca del déficit cero entendido anualmente o la estabilidad del déficit entendido plurianualmente a lo largo del ciclo; es decir , el debate público habido entre Miguel Sebastián y Montoro acerca de la ley de Estabilidad del Gobierno de Aznar. Lo único que queda de esa época es el aviso de Paul Krugman: ?order v-gel capsules «Los halcones del déficit han tomado el control del G20».

    Fíjense que Hungría impone un tipo único del 16 % del IRPF. ¡El tipo único!
    Pills

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores