• Noticias maquetadas 09.06.2010

    Obama endurece el tono y sugiere al jefe de la petrolera BP que se vaya

    El presidente pugna por deshacerse de la sensación de ser distante y cerebral Purchase

    nexium 40mg price uk

    MARC BASSETS – Washington. Corresponsal

    Demasiado intelectual, demasiado analítico, demasiado cerebral: demasiado blando.

    Barack Obama lleva escuchando estos reproches desde mediados de los años noventa, desde mucho antes de trasladarse a la Casa Blanca hace un año y medio. El vertido petrolero de la británica BP en el golfo de México y la imagen de un presidente que reaccionaba con lentitud y distancia han reforzado el cliché.

    buy amaryllis online Buy

    De ahí que, en los últimos días, y ante las críticas a derecha e izquierda, el presiente haya multiplicado sus viajes a la zona y la Casa Blanca haya insistido en que está «furioso» con BP.

    Order

    Obama subió ayer el tono. En una entrevista en la cadena MSNBC, Obama justificó que estaba en contacto con los responsables de la petrolera para saber a quién «hacérselo pagar». El presidente usó la expresión coloquial kick ass, que literalmente significa «pegar una patada en el culo».

    «No voy de reunión en reunión hablando con expertos porque esto sea un seminario universitario», dijo, en una respuesta a quienes le acusan de rodearse de científicos y especialistas sin instinto político ni empatía con los ciudadanos.

    «Hablamos con estos tipos porque pueden tener las mejores respuestas, y así sé a quién hacérselo pagar».

    En la misma entrevista, Obama declaró que, si por él fuera, Tony Hayward, el consejero delegado de British Petroleum, estaría despedido. Desde que la plataforma petrolera estalló el 20 de abril, Hayward ha multiplicado las meteduras de pata.

    El jefe de BP ha dado la impresión de relativizar el impacto del vertido con el argumento de que «el golfo de México es un gran océano», ha asegurado que «probablemente el impacto medioambiental será muy, muy modesto» yha expresado el deseo de «recuperar» su vida y regresar con su familia tras un mes y medio ocupado con la catástrofe.

    «Después de cualquiera de estas declaraciones no trabajaría para mí», sentenció el presidente de Estados Unidos. En la Bolsa de Londres, las acciones de BP bajaron al nivel más bajo desde que empezó la crisis.

    Pese a las proclamas públicas de irritación, y a la promesa de hacer pagar caro a BP los daños ocasionados por el vertido, la Administración Obama no lo tiene fácil. Primero, porque depende de la petrolera británica – en posesión de capacidades técnicas de las que el Gobierno carece-para frenar el flujo de petróleo al golfo de México. Otro problema para Obama es que la región afectada por el vertido depende de las petroleras: el riesgo es que cuanto más castigue a este sector, más difícil sea la recuperación.

    El tercer problema es político. La imagen en el televisor del pozo vomitando petróleo sin parar es devastadora para las autoridades estadounidenses: proyecta una imagen de impotencia que casa mal con la confianza de este país – la can do nation,la nación optimista que para todo halla solución-en la tecnología.

    Las comparaciones con Jimmy Carter – un motivo recurrente en las recientes presidencias demócratas-regresan. Carter vio naufragar su presidencia por un cúmulo de crisis: a la económica se sumó el asalto a la embajada de EE. UU. en Teherán y la invasión soviética de Afganistán.

    rapaflo vs flomax cost

    Ahora Obama afronta, además de la catástrofe petrolera, dificultades para imponer sus planes en Oriente Medio y un paro que se resiste a bajar. La comparación es exagerada. Pero, como escribe el periodista Matt Bai en The New York Times,el riesgo, para Barack Obama, es la «percepción de caos» y descontrol que hundió al ex presidente.

    También es cierto que el 21 de mayo – un mes después de estallar la plataforma de BP-el mismo diario colocaba en su portada un artículo que comparaba la actividad legislativa de Obama y sus reformas con el new deal de Franklin D. Roosevelt.

    Order

    De Roosevelt a Carter en tres semanas: en la burbuja washingtoniana – los analistas, los políticos, los lobbies-las mareas son imprevisibles.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores