• Noticias maquetadas 08.06.2010

    Cheap

    Llegó la hora de hacer sacrificios

    Ángel de la Fuente

    Buy

    El crecimiento de los déficit en los países de la OCDE en los últimos tres años ha sido la respuesta apropiada a una crisis sin precedentes. En buena parte, era la inevitable respuesta al colapso del gasto en el sector privado. A medida que éste se recupere, los desequilibrios fiscales se reducirán a un ritmo mayor de lo que el consenso está descontando ahora.

    En todo caso, no todo el aumento del desequilibrio fiscal de este periodo ha sido cíclico y desaparecerá rápidamente: una buena parte de ese déficit adicional que se ha creado es estructural (según algunas estimaciones, hasta un 5% del PIB en Europa y un 7% en EEUU). La pregunta es: ¿cómo se aseguran los políticos de corregir este desequilibrio fiscal al tiempo que las economías empiezan a crecer de nuevo?

    Cheap Buy

    Si la historia es un buen indicador, los gobiernos que se decantan por una corrección agresiva del gasto público obtienen un mejor resultado, con un crecimiento económico más sólido, unos costes de la deuda más bajos y unos mercados financieros más estables. En un estudio de los años noventa de los economistas Alesina y Perotti se concluía que el crecimiento económico era más sólido y sostenible cuando los ajustes fiscales eran inmediatos (en vez de graduales) y se basaban en el recorte del gasto público en vez de en ajustes de la inversión o impuestos más altos. Los más escépticos dirán que el resultado de éste (y otros estudios posteriores que arrojaron el mismo resultado) sólo son relevantes para países con desajustes fiscales grandes. Pero ésa es, precisamente, la situación actual de la mayoría de los países de la OCDE (no sólo España).

    Diferentes estrategias

    Los planes ya en marcha para corregir los citados desequilibrios varían de país a país. En EEUU, el plan pretende un ajuste de alrededor del 1% al año durante los dos próximos años y se basa, fundamentalmente, en mayores impuestos. El plan en Alemania implica un pequeño deterioro desde la situación actual. En Francia habría una pequeña mejora basada en un menor gasto, mientras que en Reino Unido el plan también prevé una pequeña mejora basada, principalmente, en impuestos más elevados. En España hay un poco de todo (menor gasto, menor inversión e impuestos más altos), ya que la situación es más crítica.

    Purchase

    En todo caso, las medidas tomadas hasta el momento por los distintos gobiernos son más bien tímidas e insuficientes y tendrán que apretarse el cinturón bastante más de lo que sus planes indican. Los gobernantes lo saben pero los ‘tempos’ en política son diferentes a los de la empresa privada y factores como las fechas de las elecciones en cada país, cuáles son las intenciones de voto, etc., pesan, desafortunadamente, más que los factores fundamentales. El caso concreto de España es más complicado, ya que la situación de partida (déficit por encima del 10%, desempleo por encima del 20% y crecimiento del PIB esperado negativo en 2010) deja pocas alternativas y, además, hay un problema subyacente estructural que no tiene fácil ni rápida solución.

    No queda otro remedio que remangarse y ensuciarse las manos para llevar a cabo una labor de cirugía fina. El precio que el ‘cirujano’ tendrá que pagar será, sin duda, no volver a gobernar (ya sea perdiendo las próximas elecciones o no llegando a presentarse a las mismas). Ése, no obstante, sería el mal menor para España y los españoles.

    Order

    El cónsul romano Publius Decius Mus, allá por el año 340 antes de Cristo, tuvo un sueño (previo a la batalla del Vesubio) según el cual aquel ejército cuyo general muriera en la batalla resultaría el vencedor. Mus no lo dudó y se situó en primera línea de batalla, sacrificando su vida para asegurarse de que su ejército era el ganador.

    Espero que veamos un grado de sacrificio parecido (sin llegar a perder la vida, por supuesto) en nuestros gobernantes. Si aún tienen altura de miras y les preocupa el bien de su país, seguirán el ejemplo del cónsul romano. Lo que está en juego no es cuestión baladí: la diferencia radica entre pasar ‘sólo’ otros dos años complicados o enfrentarnos a una década perdida.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores