• Noticias maquetadas 08.06.2010

    Purchase

    EMERGENCIA ECONÓMICA / Medidas de choque

    Order

    PABLO PARDO / Washington, Especial para Order Cheap EL MUNDO

    El FMI apuesta por las quiebras ‘ordenadas’

    Plantea que los estados puedan suspender pagos como las empresas privadas

    Order

    Grecia, Portugal, España… y ahora Hungría. Una cascada de suspensiones de pagos soberanas en la UE es considerada una posibilidad muy real en EEUU. Mientras, muchos en Wall Street apuestan por esa opción, Washington debate qué hacer. Algunos, propugnan un sistema que permita crear un mecanismo para que los países se declaren en quiebra, como si fueran empresas privadas. Otros, por el contrario, defienden lo contrario: que EEUU no aporte ni un dólar al rescate de esos países y los deje caer.

    Order

    La primera opción es la defendida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya trabajó en ella al principio de esta década, tras las suspensiones de pagos de Rusia y Argentina y la reestructuración de la deuda de Corea del Sur, en 1997. La principal valedora de esa opción fue la entonces número dos del Fondo, Anne Krueger, una economista republicana cuyas relaciones con el entonces máximo responsable del organismo, el español Rodrigo Rato, eran de dominio público.

    Krueger, que ahora está en las Universidades Johns Hopkins y en el think-tank Hoover Institution, ha declarado a EL MUNDO que «es bastante probable que Grecia tenga que suspender pagos, o que llevar a cabo algún tipo de reestructuración ordenada de la deuda». Y, dado que puede que Grecia no sea el único país, esta experta sigue propugnando que el FMI coordine esa suspensión de pagos para evitar un caos financiero que arrastre a más países.

    Porque negociar una reestructuración de la deuda no es fácil. «Los agentes que tienen en sus manos la deuda son heterogéneos, como también lo son los activos que tienen. No es lo mismo tener bonos a dos años que a cinco», sostiene Krueger. Con esa idea, la economista critica indirectamente la idea del adjunto al subsecretario de Estado con Bush, John Taylor, que defendió en aquella época un mecanismo basado en el mercado, en virtud del cual las emisiones de bonos incluirían una cláusula en la que se determinaría qué sucedería en el caso de que el país hiciera default.

    Además, según Krueger, el mercado no puede analizar de forma objetiva la situación fiscal de los países que se declaren en bancarrota. «No puedes hacer funcionar un mecanismo de suspensión de pagos sin conocer bien los superávit primarios [es decir, la parte del déficit que se debe al pago de intereses y principal de la deuda], porque entonces tampoco sabes cómo van a ser capaces de pagar». Y, en su opinión, esa es una tarea que corresponde al FMI, una organización que tiene «la capacidad técnica para analizar cómo los países van a cumplir sus obligaciones».

    Purchase

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores