• «Tendría razón el ganador de siete Tours: de lo que habla la gente del ciclismo estos días -casi dos millones de visitas a un vídeo en Youtube- es de Gruber, un cilindrín de fabricación austriaca que, acoplado a una pila, se introduce por el tubo del sillón de la bicicleta hasta tocar con el eje del pedalier. Una vez activada la batería con un botón oculto entre las teclas del cambio de piñones, se pone en marcha un generador que procura una potencia de hasta 100 vatios. No hace falta pedalear para que la bici se mueva» [>>>]

    Dijó Warren Buffet que el futuro de la economía española estaba en el desarollo de la agricultura. También el profesor Lorenzo Dávila dice que, al igual que hemos subrayado muchas veces nosotros,  la economía española tenía futuro invirtienedo en el eje 16 (Centro Europa-España-África a través de estrecho de Gibraltar). Pero ha llegado el momento de purgar y pagar por el ajuste y ha llegado la hora también de hacer sacrificios , y así lo explica el famoso Ángel de la Fuente online .

    Dice el Banco de España que las compras con tarjeta de crédito se recuperaron el el primer trimestre del año [>>>]

    Ya saben que muchas veces hemos dicho que los indicadores de economía real habían estado arrojando cifras positivas durante los últimos meses y que desde el http://erapeetersverboven.be/?p=5496 default de Grecia, la crisis de la economía financiera debía estar produciendo  daño en las expectativas de futuro de los agentes económicos. Por ejemplo, y a la espera de los indicadores cualitativos de expectativas del CIS, ICO y Cámaras, ayer se publicaba el Publiscopio (muestra de 2.400 entrevistas)  en pág 24/ 25 Cheap : «Cae la confianza en el futuro de la economía». «El 30,7% de los españoles cree que su situación económica personal irá a peor y uno de cada cuatro tiene problemas para llegar a fin de mes».

    Llevamos meses advirtiendo sobre el hecho de que lis medios de comunicación intervienen en la lucha política utilizando encuestas de opinión sin el debido contraste de alguna agencia profesional que las califique, es decir alguna institución que avale la credibilidad de quién afirma algo obtenido mediante una encuesta. El analista Jorge DíazCardiel publicaba un artículo en pág 15 CINCO DÍAS de ayer, señalando que «trabajando -como mínimo- sobre una muestra de 1.000 encuestados y con un margen de error del 3%, las empresas de sondeos somos capaces de mostrar la realidad social sobre una cuestión política o económica concreta, con una aproximación o índice de confianza del 95,5%». Recuerden que las últimas muestras con las que han trabajado EL PAÍS han sido sólo entorno a las 500 entrevistas y alguna de EL MUNDO de unas 800. Debe haber un mercado de compra-venta de la llamada «cocina» de las encuestas de intención de voto. Cuanto más agrio sea el clima político más valdrá «cocinar» y cuanto más cercanas estén unas elecciones, lo mismo. El Gobierno tiene ante sí un denso calendario de exámenes ante la opinión pública y también ante los llamados mercados. Este próximo día 16 se aprobará el Real decreto de la reforma laboral que luego irá al Congreso hacia primeros de julio y el 14 de julio toca  el debate del estado de la Nación. En la segunda quincena de julio se debatirá sobre el importantísimo Techo de Gasto para el 2011 abriendo así la confección del Cuadro Macroeconómico de los Presupuestos del próximo año. Llegarán las vacaciones posteriormente, «la cuesta» de septiembre, y el final de la legislatura en Catalunya. En paralelo se celebra el calendario de las subastas del Tesoro Público con unos vencimientos de deuda que suman hasta Buy 135.647 millones de euros y con pico en julio cuando el Estado tenga que conseguir dinero para el mayor vencimiento del año: 24.663 millones; es decir, que dentro de menos de un mes, los acreedores deberían haber recibido un mensaje positivo del Gobierno concretando el plan de ajuste para 2011 y 2012 y que tendrá que dar más carnaza a Rajoy en la lucha política por el poder.

    El empobrecimiento de la gente del país va a comprobarse lenta pero continuamente: «los ayuntamientos piden auxilio» para que no les corten la luz; el imserso fracciona el pago de los atrasos de la dependencia; cada vez se habla más del copago en la sanidad pública; y el alcalde de Madrid ya no tiene dinero para hacer recoger la basura los fines de semana. Lo peor de todo es que con el calendario antes mencionado, el Gobierno ya no tiene discurso y el Ecofin de hoy aprueba en Luxemburgo la concesión de poderes de auditoría de las cuentas públicas nacionales a Eurostat: imagínense lo que eso significa en manos de Angela Merkel http://jangadeiros.org/?p=1969 . Una solución políticamente complicada pero técnicamente sencilla: atar en corto el gasto, dejar quebrar las cajas de ahorros y dejar de jugar con los sindicatos. El dilema está así, tal y como lo describía el economista Edward Hugh: «Tal como lo veo, solamente hay ahora
    dos posibilidades: o bien los países del sur emprenden sustanciales medidas para restaurar la competitividad (y no sólo reducir el déficit fiscal), o bien

    Alemania se verá obligada a regresar al marco, con todos los riesgos que eso supondría para el futuro de la integración política.

    europea». Recuerden que hasta el FMI está ya estudiando un escenario de reestructuración de la deuda europea. El periodista Pablo Pardo contaba ayer que: «Algunos, propugnan un sistema que permita crear un mecanismo para que los países se declaren en quiebra, como si fueran empresas privadas. Otros, por el contrario, defienden lo contrario: que EEUU no aporte ni un dólar al rescate de esos países y los deje caer. La primera opción es la defendida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ya trabajó en ella al principio de esta década, tras las suspensiones de pagos de Rusia y Argentina y la reestructuración de la deuda de Corea del Sur, en 1997. La principal valedora de esa opción fue la entonces número dos del Fondo, Anne Krueger, una economista republicana cuyas relaciones con el entonces máximo responsable del organismo, el español Rodrigo Rato, eran de dominio público». Por su lado, el director de la LSE, Sir Howard Davies afirmaba que «Es posible que un Estado miembro deje el euro, nada es para siempre».

    La alternativa es el colapso del euro,  cuyos términos  se describían por la consultora Independent Strategy. Los anuncios de Merkel y Camerón acerca de la falta de sostenibilidad del Estado del Bienestar en Alemania-Reino Unido han representado una verdadera sorpresa contable, como si los bancos centrales y los ministerios de Economía respectivos no hubieran hecho nunca números, además está la coincidencia temporal del contenido y del mensaje: Keynes ya no explicaría la realidad en una economía global en trasformación tecnológica y restricción crediticia.

    Con un bajo crecimiento en la zona euro, es lógico que suba el déficit/PIB y se encarezca el acceso a la deuda tan sólo porque aumente la demanda. Con tanta demanda de financiación de los déficits, ¿quién hará de oferta?  pues los países emergentes con un gran mercado interior con elevado crecimiento tecnológico con sociedades jóvenes. Ahora no serán los petrodólares sino Brasil-China-India,que transfieren dinero a cambio de propiedad y riqueza. Ésto es lo que explica el sentido de las palabras de Cameron: que para recuperar el pasado es preciso emprobrecerse. El periodista Rafael Ramos habla de ello en un extraordinaria noticia en LA VANGUARDIA, pág 49: dramamine over the counter medicine «Cameron se inspira en el Canadá de los noventa para aplicar su recorte».

    En el pasado la historia económica decía que el ajuste de las economías eran función de las izquierdas políticas pero en una época tecnológica, ese papel les toca a las derechas de la política. Ha llegado el momento de que el centro derecha gobierne en la OCDE, sobren los sindicatos y que , tal como decía Pills Margaret Thatcher, la sociedad ya no exista y sólo lo hagan los individuos. Por eso, ha llegado la época de la meritocracia, de la productividad, la inflación y el dinamismo del riesgo de los jóvenes emprendedores.

    Rajoy ya no pide rebaja de impuestos IRPF, Ferrán ya pide una caída de los salarios de 5 %, Ignacio Camacho recuerda aquello de «El poder no me hará cambiar» y Leguina pide que echen a Zapatero.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores