• Noticias maquetadas 04.06.2010

    Buy

    Israel de nuevo

    Xavier Bru de Sala

    Percibimos lo que es justo mediante emociones. Antes que la razón o las famosas balanzas, el sistema emocional emite su veredicto. Los seres humanos suelen reaccionar y tomar posición a partir de este veredicto primario. Primario pero bastante afinado. Por un mecanismo asimismo ancestral, el sufrimiento predispone a compadecerse. Más si no interfieren actitudes contrarias a quienes sufren o favorables a quienes producen el sufrimiento. Si además el sufrimiento es innecesario, la condena a quien lo provoca está servida. Así ha avanzado la humanidad desde los tiempos del esclavismo. No hay que ser analista para darse cuenta de que la posición de Israel es insostenible. Es poco relevante, en el sentido de que no cambia en lo esencial, que el juicio se emita desde posiciones favorables a su existencia y seguridad.

    Buena parte de la opinión pública, incluso dentro del Estado israelí y en el propio Gobierno, considera que sus fuerzas armadas han mordido el anzuelo. Cierto pero insuficiente. Los pescadores no muerden el anzuelo. Los peces en cambio pueden hacerlo. Lo que de veras ha cambiado es el marco, la posición de Israel. Salvadas las distancias, no es exagerado afirmar que vivimos un punto crucial de inflexión. Todo el mundo recuerda, si no el episodio, sí la película sobre la gesta del Exodus,el barco cargado de refugiados que tras el holocausto puso en evidencia al poder británico, que pretendía, también de malos modos, impedir que desembarcaran en Palestina. Como en Exodus pero al revés, los militares israelíes han cumplido con su parte del guión, la del malo. Tal vez podían haber evitado las muertes, pero no salirse del guión que los deja en tan mal lugar ante el mundo. La forma es terrible y podía no serlo tanto. El fondo no había, no hay, no habrá en el próximo futuro, modo de cambiarlo. No se trata de un incidente, sino de una catástrofe en términos morales. La historia tiene moral. La aspiración a la paz es universal y avanza.

    Order

    http://osfatundent.com/2018/02/02/order-keftabs/

    Intentemos reproducir algunos argumentos justificativos, empezando por el que describe a Israel como un Estado democrático rodeado de vecinos hostiles y no democráticos. Se enorgullece este país de disponer del ejército con más discernimiento ético del mundo. Todo cuanto pueda provocar rechazo sería necesario para la seguridad, efectivamente amenazada, de la población israelí. Sin embargo, habría que destacar una singularidad: Israel es la única democracia que se expande territorialmente por la fuerza de las armas.

    Order

    El certero columnista Ari Shavit, del muy representativo periódico Haaretz,se encuentra entre los primeros en comparar la situación del Exodus con la flotilla. La comparación resalta los efectos propagandísticos de enorme calado, en 1947 a favor y ahora en contra de Israel. ¿Qué ha cambiado? Insisto, el marco general, el sentido emocional de la justicia. Entonces, los ingleses perdieron la legitimidad histórica en Palestina. Ahora la ha perdido Israel. Según el citado columnista de referencia, sólo una minoría de sus conciudadanos no ha sufrido un lavado de cerebro. Añade que «Israel ha servido a los intereses de Hamas mejor de lo que Hamas lo ha hecho nunca». Para quienes hayan leído el Antiguo Testamento yal historiador Flavio Josefo, y estén además atentos a las implicaciones globales del conflicto y el episodio de la flotilla, se agigantan los motivos de preocupación.

    online

    http://bendevarimprojesi.com/?p=11085

    Los trazos fundamentales del conflicto son, salvo error u omisión, los siguientes. Política expansiva de Israel. Con pausas y pequeñas concesiones pero inexorable, así en Cisjordania como en Jerusalén. Estado palestino viable cada vez más lejos. Opinión pública norteamericana secuestrada. El viejo frontispicio de las conversaciones y los esfuerzos diplomáticos, que reza «Paz por territorios», ha resultado inaplicable. Hoy por hoy es una quimera. La única esperanza de paz consiste en un cambio de opinión y estrategia en Estados Unidos. Se está forjando, pero no sabemos si llegará muy lejos. Puede parecer que dependa de las formas y la imagen (argumento de la oposición interna y los defensores, en medio mundo pero a la baja, de la expansión territorial). Pero a juicio de muchos y en número creciente, el problema está en el fondo. Se engañan, pues, quienes consideran que la paz se iba acercando y sin los nueve activistas muertos seguiría haciéndolo.

    Purchase

    Sólo falta que avance el cambio mencionado en la conciencia de los norteamericanos, para que se produzca, si no la unanimidad, sí una confluencia real de la percepción de la situación, sus causas y posibles soluciones. Es de veras significativo que Erdogan sea aclamado como héroe en todo el islam y nadie condene el hecho de que Turquía, miembro de la OTAN y aspirante a ingresar en el club de la Unión Europea, haya propiciado la iniciativa de romper el bloqueo por mar con ayuda humanitaria.

    Seguimos transitando de la hipotética alianza al alejamiento real de civilizaciones. Es imposible invertir la tendencia sin imponer desde fuera la paz y la seguridad en Palestina.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores