• Noticias maquetadas 02.06.2010

    MIKEL ILUNDÁIN / Pamplona

    UPN se desploma y el PP regresa con fuerza… Pills Order Buy

    Los ‘populares’ consiguirían 12 escaños, lo que abre un amplio abanico de pactos

    La sorpresa de las elecciones autonómicas en Navarra la daría, si se celebrasen hoy, el PP, unas siglas prácticamente recién llegadas pero ya consolidadas en su independencia de UPN, quien fuera su compañero de viaje. Los populares obtendrían, en su primera concurrencia a las elecciones en solitario desde finales de los años 80, entre 11 y 12 escaños, los mismos que el PSN y que la coalición nacionalista NaBai, y tan sólo dos menos que UPN.

    Ningún representante de todas esas formaciones olvida los comicios de 2007. La situación poselectoral de las últimas elecciones autonómicas en Navarra fue vertiginosa. El PSN sopesó hasta el último minuto propiciar un cambio histórico de Gobierno en la Comunidad Foral, apoyando a los nacionalistas en un Ejecutivo en minoría, aunque finalmente se dieron instrucciones desde Ferraz para respaldar al actual Gobierno del regionalista Miguel Sanz. A medio plazo, el apoyo socialista a UPN y la contrapartida de éste en el Congreso con un mayor acercamiento al PSOE provocaron una división sonada: la de PP y UPN, que desde hacía 17 años concurrían bajo la misma marca electoral.

    Así pues, 2011, con la irrupción del PP en el escenario electoral, compone un nuevo mapa político más fragmentado, caracterizado por el equilibrio de fuerzas entre los principales partidos y la posibilidad de una cocina poselectoral aún más caliente, si cabe, que la de 2007, ya que serían posibles múltiples combinaciones para gobernar Navarra.

    Cheap

    Los datos recabados por Sigma Dos para EL MUNDO causarán perplejidad en las filas de UPN, el partido actualmente al frente del Gobierno gracias al apoyo de los socialistas navarros. Aunque entre bambalinas son mayoría quienes dan por seguro un descenso en el número de escaños debido a su ruptura con PP, pocos auguran una representación de los populares en el Parlamento como la que dibuja el estudio de intención de voto publicado junto a estas líneas. Obtener entre 11 y 12 escaños en su primera concurrencia después de lustros integrado en la formación regionalista no es un logro baladí, teniendo en cuenta la previsión de escaños prácticamente idéntica de socialistas y nacionalistas.

    Lo cierto es que no han sido pocos los cargos electos y destacados miembros de UPN que han cambiado de filiación en los últimos tiempos y, si bien el PP tiene dificultades para lograr simpatías en el norte de Navarra, en Pamplona -con la importante presencia del Opus Dei- y en la Ribera ya muy pocos ven su presencia con extrañeza.

    La división del centroderecha supondría una clara factura para UPN, que confiaba en atraer votos socialistas tras su virtual giro al centro al desprenderse de los populares.

    Los regionalistas pasarían de los actuales 22 escaños, ya muy alejados de los 26 necesarios para la mayoría absoluta, a tener entre 13 y 14, lo cual obligaría a UPN a buscar apoyos entre el resto de fuerzas para formar un gobierno en minoría o una coalición.

    Y es aquí donde Yolanda Barcina, actual alcaldesa de Pamplona, presidenta de UPN y futura candidata a la Presidencia de Navarra en sustitución de Sanz, es clave. UPN se ha distanciado notablemente del PP desde su separación, inercia en la que ha tenido un papel protagonista el presidente Sanz, pero su sucesora en el cargo nunca ha abjurado de sus antiguos socios y manifiesta una clara preferencia por el PP -a quien considera aliado natural de UPN- frente al PSN.

    Un nuevo entendimiento entre UPN y PP podría lanzar a los socialistas en brazos de los nacionalistas, por lo que partidos minoritarios como IU, que mantendría sus dos escaños, podrían ser decisivos en la composición de un nuevo Gobierno. NaBai, por su parte, ha acusado las divisiones internas y las polémicas en las que está sumida desde hace meses y ha pasado de un segundo puesto en votos a ocupar el cuarto, aunque mantendría sus escaños.

    Pills http://alrabihflowers.com/?p=12254

    Pese a las preferencias de Barcina, no es descartable también que las diferencias entre populares y regionalistas, pescadores en un mismo caladero de votos, se aviven en la campaña electoral y puedan propiciar un nuevo acuerdo como el que mantiene al actual Ejecutivo con el PSN, siempre en el empeño de mantener al nacionalismo fuera de juego.

    Ocurra lo que ocurra, Sanz no volverá a ser presidente de Navarra. Tras 14 años de andadura, la encuesta muestra que la mayoría de los navarros considera que la gestión de su gabinete ha sido regular, aunque no son pocos los que la califican de buena. Sí puede felicitarse Sanz de ser el político mejor valorado. De hecho, es el único que aprueba, aunque por los pelos, con un 5,1.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores