• Noticias maquetadas 01.06.2010

    EL MUNDO EN CLAVE

    ANA ROMERO

    No nos busquen las cosquillas

    «Don’t mess with us. You will get hurt» (No nos busquen las cosquillas. Se harán daño).

    Desde hace 62 años, éste ha sido el mensaje del Estado de Israel al mundo. No nos invadan (Guerra de los Seis Días, 1967); no nos secuestren (Entebbe, 1976); no nos hagan terrorismo suicida (Muro de la Seguridad o de la Vergüenza, 2003), o no nos violen el bloqueo de Gaza (asalto de ayer en aguas internacionales).

    Golda Meier lo explicó así: «No daré ni un saco de patatas si mi nieto es secuestrado». La gran Meier -firmante de la Declaración del Estado de Israel, ministra de Asuntos Exteriores y luego primera ministra- adoraba a su nieto Gideon. Lo que más le gustaba era hacerle gefülhte Fisch (pescado relleno), uno de los platos estrella de los judíos provenientes del Este de Europa.

    Esa musculosa actitud fue la que prevaleció ayer cuando Israel quiso abortar el avance de la flotilla hacia Gaza. El problema es que ese mensaje tradicional de «no jueguen con nosotros» pierde validez y acaba pasando factura a Israel.

    Cheap http://shop.befashionlike.net/?p=51995 Purchase

    Ése fue el caso de ayer. ¿Cuán alto será el precio que debe pagar Israel por ese ataque preventivo aún por investigar? La factura es grande. La confrontación con Turquía acrecienta aún más su aislamiento regional. Lo hace además en un momento en que Irán había conseguido convertirse (incluso o sobre todo de cara a los árabes) en la gran amenaza de la región. Washington quería conseguir una sanción de la ONU contra Irán. Ayer, el malo volvía a ser Israel. Déjà vu. Del proceso de paz, ni hablar.

    Ahmet Davutoglu, el ministro de Asuntos Exteriores turco, lo bordó en el Consejo de Seguridad de la ONU: «Ayer la Humanidad se hundió en las aguas del Mediterráneo». Usó además Davutoglu con mucho tino la imagen del barco Éxodo, ése que quedó plasmado en la histórica novela de Leon Uris, y que toca la fibra de la moral israelí: «Los mismos que usaron barcos para huir de persecuciones deberían saber mejor lo que hacen».

    http://ty9952.blogcn.com/?p=1045

    Y hay más: lo sucedido pone en el punto de mira la legalidad del bloqueo de Gaza. Hasta ahora, EEUU y el Cuarteto habían hecho la vista gorda pensando en los réditos políticos de la presión pondría sobre Hamas. Así, el gran ganador, sin mover un dedo, ha sido Ismail Haniya, su líder, desaparecido de los titulares (y de las simpatías) desde el ataque de hace año y medio.

    Haniya ha seguido recibiendo armas a través de los túneles con Egipto. Los que sufren el bloqueo son los civiles, sometidos al impuesto revolucionario de los bienes de de contrabando que entran en la Franja.

    La mayoría de los israelíes apoya siempre a su Ejército cuando éste lleva a cabo operaciones como la de ayer. Pero muchos recuerdan también las palabras de Meir, la madre de la patria: «Nuestra generación reclamó la tierra, nuestros hijos hicieron la guerra por ella y nuestros nietos deberían disfrutar de la paz». Acciones como las de ayer alejan a los israelíes aún más de ese escenario.

    ana.romero@elmundo.es

    http://elgonvietnam.net/?p=6303
    Purchase Purchase

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

junio 2010
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Artículos anteriores