• online online

    Ya decía el galardonado Joaquim Muns que «los déficits se pagan y su coste impone necesariamente una época subsiguiente de austeridad».

    Después de la falta de rigor comunicativa de Zapatero cuando en un sólo minuto asustó a todos los ciudadanos, hora resulta que Pajín afirma que «el recorte es temporal». ¿Pero quién se va a fiar de ellos si no supieron detectar la quiebra del sistema? ¿Si no supieron la profundidad del riesgo, cómo dicen ahora que el remedio va a ser temporal? Han tenido todas la papeletas para quedarse solos cuando hoy se voten  «las mociones del Grupo Popular y Upy D contra la congelación de pensiones» Purchase , y ya veremos mañana cuando el PSOE tenga que «asumir en solitario  el coste del recorte social». Quizás el Gobierno gane algunas elecciones pero no podrá aprobar los Presupuestos 2011 y tendrá que prorrogar los actuales. Las previsiones dicen claramente que el plan de ajuste «aplazará la mejora del empleo hasta 2012». Entonces, si alguien del Gobierno saliera a la calle vería que  ya no tienen nada que hacer como gobernantes. Ya lo verán en el próximo desfile de las fuerzas armadas y en la reunión de la XXVI Reunión Cercle d´Economía. Ya se lo huelen periodistas de tanto prestigio como Federico Castaño cuando señalan que «a propósito, entre ellos empieza a correr el rumor de que Zapatero, ahora con el ánimo caído, no repetirá en el cartel electoral (…)»,  o  cuando Miguel Ángel Aguilar afirma que «en este contexto, un presidente empieza a pensar si su mejor contribución al país sería ceder el paso». Al igual que sucedió en el Reino Unido, según cuenta Rafael Ramos, «todos los aspirantes admiten que la ruptura con el pasado es inevitable», sobre todo cuando el presidente es tan «presidencialista» que llega a hacer un feo a Salgado, tal y como contaba de nuevo Federico Castaño este pasado fin de semana: <<Cuando el mismo jueves por la mañana un periodista le preguntó en el Congreso si podía aclarar que entendía por «las rentas más altas», la vicepresidenta respondió: «Evidentemente, no». Una informadora le insistió. La respuesta fue: «Hizo ayer unas declaraciones el presidente y a ellas me remito»>>.

    Es evidente que ha llegado online el momento de el centro derecha en la UEM Purchase y ello ha sido curiosamente debido a que la crisis de Lehman obligó al gasto keynesiano y éste ha traído consigo el imperio de la rentabilidad-riesgo del ahorro en bonos, es decir, la estrella de la muerte de la deuda. El centro derecha ha llegado para quedarse. Para terminar una travesía de 3 años en el desierto es mejor tener un político original que una fotocopia. Para hacer políticas que reduzca la deuda, mejor un político de derechas que un socialdemócrata que hace políticas de derechas, sobre todo porque la sorpresa del ajuste trae consigo, en palabras del emérito socialista Ignacio Sotelo,  «El pronóstico que se hace, más fuera que dentro, es que España tiene por delante al menos una década de crecimiento muy bajo y una alta tasa de desempleo. ¿Cómo reaccionará la sociedad a este frenazo, después de dos decenios de crecimiento y de relativo bienestar, en los que los españoles han pasado de tener que emigrar a recibir en los últimos años cuatro millones de inmigrantes?». Y más todavía cuando Krugman se pregunta si se avecina una década perdida de deflación.

    Algunos analistas han advertido de que un excesivo recorte grueso del gasto con subida de impuestos va a ocasionar una doble dip http://www.happyfruit.ie/trileptal-borderline/ recesivo en el que aa depresión se convertirá en algo natural. Por debajo de estos debates está produciéndose un enfrentamiento entre generaciones que puede poner en valor el peso social de los jubilados/inactivos en detrimento de los jóvenes/activos. Un enfrentamiento visible en términos económicos: la estabilidad antes que el crecimiento; una política monetaria que produzca una inflación reducida y estable, mejor que aquella que genere una inflación que reduzca el valor de las deudas; una política que favorezca el aumento del gasto público de carácter social frente al ajuste presupuestario y el déficit “cero”; sistemas de pensiones públicas basadas en el sistema de reparto (solidaridad intergeneracional) frente a las privadas de capitalización; la fiscalidad de los rendimientos de los bonos frente a la de las acciones., y dinero para combatir la inseguridad ciudadana producida por el aumento de la pobreza.

  • El periodista Miguel Ángel Aguilar, siempre tan incisivo y «ácido», titula su artículo en LA VANGUARDIA, pág 24 Buy , «La caja de los canónigos» Buy , en la que sugiere que habría que considerar «habría que considerar si de la aportación que resulte del 0,7% de las declaraciones del IRPF para la Iglesia, cabría deducir el coste en que nos han metido los canónigos para evitar mayores quebrantos en la crisis. El que juega, paga».

    Si sigue este desorden de los balances paralelos de las cajas de ahorros, puede llegar la ocasión para que  «la otra» caja de la iglesia (Círculo Católico de Obreros de Burgos) se vea obligada a fusionarse o acudir al FROB. Sería una desgracia para el ministrillo de Haciendo de Castilla-León, que acaba de aprobar un plan cuatrienal de desarrollo de la Industria de al Autonomía. Imagínense que Campofrio, Puleva o Renault se encuentran de repente con problemas de tesorería porque Salgado haya decidido controlar muy de cerca el crédito autonómico y local. Lo de los balances paralelos ocultos al Banco de España son hechos conocidos en el interbancario, no hay más que leer esta online información para enterarse de que los canónigos presentaban unas pérdidas debidas al Caso Malaya et altres y luego el agujero se ha multiplicado por una cifra desconocida que «nadie conoce», ni auditores ni inspectores del Banco de España. Con CajaSur va a suceder los mismo que pasó  con la CCM. En EL PAÍS, sarafem generic pág 22 Buy , podemos leer que los canónigos, que tenían idea de la doble contabilidad que habían montado estaban negociando con Rato y Fainé para subastar la entidad. Ya saben, antes rota que roja!. Las verdaderas cuentas de CajaSur no las habría conocido ni la Junta de Andalucía ni Unicaja ni Rato que fue aquel que, cuando fue Ministro, impidió que la caja de los canónigos estuviera en la órbita supervisora de la Junta de Andalucía. ¡Menudo peso de encima se ha quitado Unicaja! Gracias a la terquedad de la Iglesia, Unicaja ha terminado haciendo un buen negocio: podrá destinar el balance a crecer entre las entidades financieras andaluzas de poco tamaño. ¡Sabía algo la CECA de esta situación del balance de CajaSur? Pues tenía la obligación de saberlo porque consolidaba algo. ¿Y quién va a sustituir la obra beneficosocial de CajaSur¿. Ya verán cómo de nuevo será el PER

    ¿Y ahora quién sanea lo que queda del sector de Cajas? Porque 3 cada 100 euros del balance son activos inmobiliarios Purchase . ¡Hay que ver para creer, con la cantidad de agujero que había en la burbuja sin que nadie lo viera! Si yo fuera Rajoy, antes de hacerme con el Gobierno jubilaba a todo el mundo, a los del Banco de España, a los de la CECA a los auditores, a los directivos de las cajas, a los ministrillos de las autonomías y a quien se me opusiera. Visto lo visto no hay que fiarse de nadie. Los benditos del Esade ya habían encontrado que la mora del sector financiero en los ladrillos superaba el 13 % cuando la cifra oficial declarada era del 9 %. Como ya sabíamos todos, la sequía crediticia se debía a la falta de confianza de unos bancos y cajas entre sí; y Mafo sin enterarse. ¿Así como se supone que se iba a recuperar la demanda interna?

    Ahora, las cajas van a ceder al SPA los pisos de difícil venta, para que ¡luego se quejan de la falta de ayuda del sector público!. Sea como sea, según leemos en un breve de LA VANGUARDIA Cheap (página 63), «La patronal del metal tilda de «fracaso» las líneas de crédito del ICO y el ICF». «El presidente de la Unión Patronal Metalúrgica (UPM), Antoni Marçal, ha asegurado que las empresas han tenido que capear la crisis y salvarse por su cuenta, después de que muchas de las medidas de apoyo anunciadas por el Gobierno no hayan llegado a materializarse o no estén funcionando, como es el caso de los créditos para financiar el circulante».

  • Noticias maquetadas 25.05.2010

    ¿Para qué quiere Irán la bomba? (y 2)

    William R. Polk

    Order

    No ha pasado tanto tiempo desde que las dieciséis agencias nacionales de seguridad estadounidenses, incluida la CIA, publicaron el 3 de diciembre del 2007 las conclusiones de su informe en el que señalaban «con alto grado de confianza y seguridad» que Irán no quería dotarse del arma nuclear y que había suspendido un programa anterior destinado a su fabricación. Es de suponer que Irán, al igual que España y otros países, advirtió en su momento que el coste en dinero y conocimientos científicos para fabricar la bomba, custodiarla y mantenerla en situación operativa era, sencillamente, excesivo. Cálculos similares indujeron a Sudáfrica, Brasil y Canadá, entre otros países, a cancelar sus programas respectivos.

    No constan pruebas, en la actualidad, de que Irán haya cambiado de opinión. Sin embargo, es sabido que Irán se ha propuesto conseguir el arma definitiva en dos ocasiones durante el último medio siglo. Su primera incursión en este campo tuvo lugar en 1950, cuando Estados Unidos ayudó al entonces gobernante del país, el sha, a construir su primer reactor nuclear. A la ayuda estadounidense se sumaron en los años setenta diversos países europeos, incluidos Alemania y Francia. Cuando el sha fue derrocado en 1979, el ayatolá Jomeini canceló el programa por estimarlo «no islámico» aunque, ante la coyuntura de una eventual derrota en la larga y encarnizada guerra con Iraq, reconsideró su decisión anterior.

    Según el padre de la bomba pakistaní, Abdul Qadir Jan, Irán intentó entonces comprar bombas nucleares a Pakistán. Pakistán rechazó su solicitud, pero proporcionó conocimientos técnicos e información de otro tipo a Irán.

    No obstante, por aquel entonces no se dio principio a ninguna tarea específica en este terreno.

    Posteriormente, tras la guerra del Golfo de 1991 y la imposición de sanciones, Irán decidió hacer hincapié en su programa nuclear. Un programa de estas características no es, necesariamente, peligroso. Mediante la tecnología nuclear puede obtenerse electricidad a un coste relativamente bajo y, sobre todo, la suma de conocimientos técnicos permite avanzar por la senda de la modernización. Sin embargo, Estados Unidos formuló la acusación de que Irán estaba procediendo a «armarse», opción que resultaba no sólo mucho más cara, sino que era mucho más peligrosa.

    En consecuencia, ¿por qué – si de hecho procedió a ello-Irán pudo tener motivos para dar ese salto? Dados los tremendos costes de nuclearizarse,un país como Irán, que necesita urgentemente de todos sus recursos para alimentar, vestir y dar techo a su pueblo, debe tener una razón poderosa para empeñarse en tal compromiso. La única razón posible es la misma que impulsó a las restantes potencias nucleares: autodefenderse.

    online

    En los años ochenta, ante el temor de una derrota frente a Iraq, el ayatolá Jomeini volvió sobre sus pasos y sopesó la opción de obtener un arma nuclear. Afortunadamente, este conflicto acabó antes de que Irán hubiera echado a andar por esta senda. Sin embargo, desde entonces y a lo largo de décadas, Irán se ha sentido en peligro de ser atacado tanto por Estados Unidos como por Israel.

    Israel, como Irán, se ha sentido acosado y consideró en su día que las armas nucleares constituían el factor disuasorio definitivo. Nunca ha reconocido tener estas armas, no se unió a la Organización Internacional de Energía Atómica y se ha negado a permitir la inspección de sus instalaciones, pero indudablemente desde la década de 1960 ha tenido un programa de armamento nuclear. En la actualidad, se cree que posee de 200 a 400 unidades. Insiste en preservar un monopolio nuclear en el ámbito de su vecindad y, de hecho, ha atacado a Iraq y a Siria cuando ha juzgado haber detectado iniciativas de estos países para dotarse de armamento nuclear.

    Asimismo, ha amenazado repetidamente con atacar a Irán. En fecha más reciente, el 31 de marzo del 2010, el ex viceministro israelí de Defensa general Ephraim Sneh declaró en el periódico israelí Haaretz que, a menos que Estados Unidos destruyera las instalaciones nucleares de Irán, Israel atacaría a Irán antes de noviembre.

    http://blog.xn--2-5wf2eljdmn4b6cn.com/?p=1378

    ¿Permitiría Estados Unidos un ataque de esta naturaleza? La política estadounidense con relación a Irán ha sido ambigua: el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, ha dicho públicamente que un ataque israelí constituiría un «gran, gran problema para todos nosotros», pero Estados Unidos ha proporcionado precisamente a Israel las armas necesarias (bombas de alto poder de penetración y aviones F-16i y aviones F-15i) para llevar a cabo tal ataque.

    Dado que un ataque con equipamiento estadounidense exigiría sobrevolar Turquía, Iraq, Arabia Saudí o Kuwait de forma que sería lesivo políticamente para Estados Unidos, el estratega militar independiente Anthony Cordesman considera que Israel sopesa el empleo de otro sistema ofensivo: cabezas nucleares montadas en misiles de crucero que serían lanzadas desde submarinos clase Dolphin que compró a Alemania. Sin embargo, todos los analistas coinciden en afirmar que un ataque israelí no detendría – de hecho probablemente aceleraría-la consecución de armas nucleares por parte de Irán.

    ¿Qué cabe decir, entonces, sobre un ataque estadounidense? Se han producido amenazas en tal sentido desde principios de la Administración Bush. En fecha más reciente, el presidente Obama no incluyó a Irán en la promesa de no atacar países no nucleares con armamento nuclear. Por su parte, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, confirmó que «todas las opciones estaban sobre la mesa». Y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, respaldó esta declaración diciendo, «…ahora hemos de hacer algo».

    Estos dirigentes estadounidenses se dirigen a un Congreso belicoso. Destacados senadores estadounidenses se han manifestado a favor de un ataque; el senador Lindsay Graham, un republicano del sur, dijo que este debe ser «contundente» y «determinante», de forma que a Irán no le quede «ningún avión en disposición de volar ni ningún barco en disposición de mantenerse a flote». En el partido demócrata, el senador Chuck Schumer, de Nueva York, dijo que «Irán está a punto de convertirse en un país nuclear y no nos lo podemos permitir».

    online

    A la vista de tales amenazas, el ayatolá Jamenei ha situado a Irán en alerta máxima y proyecta presentar una queja ante las Naciones Unidas.

    Aparte de los llamamientos a favor de un ataque, se han convocado tres conferencias para abordar la cuestión de las supuestas armas nucleares de Irán. El presidente Obama convocó la primera en abril; asistieron representantes de 47 países pero Irán no fue invitado (temiendo un debate sobre su propio programa nuclear, el primer ministro israelí, Beniamin Netanyahu, no acudió a la reunión). Posteriormente, el 3 de mayo, delegados de 189 países se reunieron en las Naciones Unidas para la preceptiva revisión quinquenal del tratado de No Proliferación Nuclear que AVALLONE entró en vigor en 1970. El presidente Ahmadineyad se dirigió a la audiencia e hizo un llamamiento (al igual que ha hecho Egipto durante mucho tiempo) a fin de que Oriente Medio se convierta en una zona libre de armas nucleares. Por último, Irán ha organizado una conferencia por su cuenta; su tema anunciado – destinado obviamente a Israel-es «Energía nuclear para todos, armas nucleares para nadie».

    En consecuencia, las potencias extranjeras hacen frente a un dilema: aunque sea acertado su convencimiento en el sentido de que Irán conseguirá hacerse con armamento nuclear, ¿qué pueden hacer? Sus sanciones han empobrecido al pueblo iraní, pero no han disuadido a su gobierno y, como dijo el vicepresidente del Estado Mayor Conjunto estadounidense, general James E. Cartwright, al comité de Servicios Armados del Senado el 14 de abril, «es probable que la acción militar por sí sola no sea determinante». Algunos especialistas creen que el único camino viable en el futuro consiste en trabajar hacia el desarme nuclear en la región.

    Este enfoque concuerda con la perspectiva del presidente Obama de un mundo libre de armas nucleares, pero el peligro estriba en que, pese a la incertidumbre sobre los hechos y la certidumbre de los terribles costes, decida atacar a Irán.

    W. R. POLK, miembro del consejo de planificación política del departamento de Estado durante la presidencia de John F. Kennedy

    Traducción: JoséMaría Puig de la Bellacasa

  • Noticias maquetadas 25.05.2010

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores