• Noticias maquetadas 24.05.2010

    Más lejos de la guerra (1)

    William R. Polk

    Purchase

    Dos negociadores inverosímiles han apartado a Oriente Medio del peligro de la guerra. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se ha apresurado a visitar Irán para interponerse entre el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y la coalición encabezada por Estados Unidos, que ha urgido a aplicar lo que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, califica de «duras» sanciones a Irán como último paso previo a un posible ataque militar contra este país. Luego, Lula ha hecho las oportunas gestiones para que el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se sume a los dos líderes para negociar una forma de diseminar el enfrentamiento con el procedimiento de trasladar el combustible nuclear fuera de Irán.

    Según las informaciones de prensa, las negociaciones entre los tres líderes se prolongaron durante dieciocho horas. Sin embargo, su resultado constituyó un avance de enorme importancia. Irán aceptó enviar a Turquía 1.200 kilos de combustible nuclear de bajo enriquecimiento, con un contenido de sólo un 3,5% de uranio. A cambio, el Gobierno turco ha aceptado transportar a Irán desde la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) una cantidad inferior, 120 kilos, de combustible con un contenido de un 20% de uranio para fines de investigación médica en Teherán y bajo custodia de la AIEA.

    Anteriormente, Irán había insistido en que el intercambio de material nuclear tuviera lugar en Teherán, en tanto que la coalición encabezada por Estados Unidos exigía que fuera en el extranjero. La falta de confianza mutua fue el obstáculo para alcanzar una solución. Irán consideró que las potencias occidentales podrían únicamente embargar el suministro nuclear de Irán y se negó a devolver la cantidad inferior de combustible enriquecido, mientras que los occidentales temieron que una vez Irán tuviera el combustible enriquecido, se negaría a entregar el suministro mayor. En consecuencia, la intervención de Lula y Erdogan supuso un importante avance, al menos en la cuestión de la confianza.

    online

    ¿Por qué pudieron hacer Lula y Erdogan lo que ni EE. UU. ni ninguna de las principales potencias habían logrado? La respuesta, en vista de los hechos, parece indicar que Irán estimó que podía confiar en países susceptibles de ser hasta cierto punto sus semejantes, a la par que temió a las principales potencias. La iniciativa en cuestión – han indicado determinados observadores-no reviste sólo importancia con relación al apremiante asunto nuclear, sino que puede augurar un nuevo enfoque de las relaciones internacionales por parte de potencias de «tamaño mediano».

    Todas las señales procedentes tanto de Brasil como de Turquía indican que están deseosos de asumir este papel.

    Mientras Brasil ha desplegado su actividad sobre todo en Latinoamérica, Turquía ha empezado a ejercer un papel importante en Asia. Mantenida de momento fuera de la UE, Turquía está dando con una vía acorde con sus intereses. Bajo el mandato de Erdogan, el ex alcalde de Estambul que obtuvo una victoria arrolladora en el 2007, Turquía ha puesto sus ojos en los asuntos de Asia Central y ha propiciado el nacimiento de una alianza política sin contar con un peso occidental de importancia. Su proyección exterior no se circunscribe a una superficie geográfica. En el terreno de la energía, saca provecho de su posición en el mapa y de sus necesidades: ha concluido positivamente un acuerdo con el presidente ruso Medvedev para construir un oleoducto que atravesará Turquía y construir asimismo el primer reactor nuclear de propiedad turca.

    ?buy styplon Pills online

    A la vista de los hechos, la vía hacia algún tipo de topetazo entre el mundo occidental e Irán no fue, por tanto, algo inopinado. Lo inesperado fue el vigor e impulso de que se revistió la actitud en cuestión. La reunión celebrada en Teherán fue preparada por el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, que ha visitado Irán cinco veces en los últimos tiempos y ha convencido al presidente de la Organización Atómica Iraní, Ali Akbar Salehi, un físico de formación estadounidense, de que es mejor que Turquía supervise y controle el intercambio de combustible.

    Además, Turquía y Brasil no sólo no han contado con ninguna ayuda en su iniciativa, sino que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, intentó obstaculizarla. Clinton intervino para advertir a Davutoglu que la Administración Obama consideraba que Irán sólo trataba de evitar la aplicación de sanciones «sin adoptar de hecho medida alguna para prestar atención a la preocupación occidental por su programa nuclear».

    Irán ha sostenido resueltamente y durante varios años que no trabaja en la fabricación del arma nuclear y que un contenido de 20% de uranio dista notablemente del 90% de pureza considerado generalmente necesario para fabricar una bomba nuclear. Irán sostiene que planea aplicar el 20% única y exclusivamente a fines de investigación médica y que lo hará bajo supervisión de la AIEA.

    Las dudas persisten tanto en EE. UU. como en Europa. Como ha señalado Jacqueline Shire, una autoridad en materia de proliferación nuclear, el tema del envío de 1.200 kilos de combustible nuclear de bajo enriquecimiento debe sopesarse desde la perspectiva de que se estima que Irán posee cantidades mucho mayores. Shire y otras personas creen que Irán aprovechó el largo periodo de acusaciones y contraacusaciones para aumentar sus existencias y duplicar prácticamente esa cantidad. Y la AIEA ha señalado que Irán está construyendo desaforadamente equipos e instalaciones – «cataratas» de centrifugadoras-necesarios para engrosar sus reservas de combustible nuclear.

    Difícilmente cabe negar que el acuerdo concluido bajo supervisión de Brasil y Turquía representa un paso para alejarse de un choque violento. Aunque de momento se trata sólo de un acuerdo «en principio», se prevé su formalización en un plazo de quince días o inferior. Los escépticos dicen ya que el acuerdo en cuestión nunca se llevará a la práctica, que Irán está decidido a convertirse en miembro del club nuclear de Oriente Medio junto con Israel, Pakistán e India y que lo sucedido es sólo parte de su juego diplomático para ganar tiempo y lugar a fin de ponerlo en práctica.

    how much femara cost

    En el próximo artículo analizaré esta acusación.

    W. R. POLK, miembro del Consejo de Planificación Política del Departamento de Estado durante la presidencia de John F. Kennedy

    Traducción: José María Puig de la Bellacasa

    Purchase

  • Noticias maquetadas 24.05.2010

  • Noticias maquetadas 24.05.2010

    Richard Blumenthal será aspirante demócrata al Senado pese a mentir sobre su pasado militar

    online

    El candidato que no estuvo en Vietnam Order

    FRANCESC PEIRÓN – Nueva York. Corresponsal

    La guerra de Vietnam pasa por ser uno de los capítulos más lúgubres de la historia de Estados Unidos. La literatura y, sobre todo, el cine han dado buena cuenta de la sensación de desarraigo y abandono que sentían los veteranos al regresar derrotados. Bien, eso los que volvieron con vida y se convirtieron en seres errantes. Rambo y su heroicidad urbana no dejan de ser una parodia de una realidad que parecía incuestionable.

    «Cuando regresamos de Vietnam, yo recuerdo los insultos, la violencia verbal e incluso física con la que nos encontramos». Esta frase la pronunció en el 2008 Richard Blumenthal, fiscal general del estado de Connecticut (el equivalente a un consejero de Justicia). En otra ocasión, ese mismo año, aseguró en un acto público que «hemos aprendido algo importante desde los días en que yo serví en Vietnam».

    La guerra más ominosa se ha convertido en un elemento de referencia, casi de alarde en una época en que el ejército estadounidense está luchando en los frentes de Afganistán e Iraq. La memoria cambia, según sopla el viento. Si algo se destaca en la biografía de John McKay, el candidato republicano que se doblegó ante Barack Obama, es su heroicidad en Hanói. Sucede que Richard Blumenthal jamás hizo el viaje hacia el infierno asiático. Jamás.

    Así lo desveló la pasada semana The New York Times,justo coincidiendo con la aspiración de Blumenthal a ser reconocido como candidato demócrata en las elecciones al Senado del próximo noviembre. Es uno de los puestos más disputados, una vez que el senador Chris Dodd anunció su retirada. «Ser un mentiroso no descalifica necesariamente a Blumenthal para su servicio en el Senado. Un creciente número de cargos públicos han mentido en numerosas ocasiones, desde asuntos extramatrimoniales a problemas con la justicia. Pero nadie puede mentir sobre su hoja de servicio militar. El Gobierno la conserva exacta». Al Neubarth, fundador del USA Today, ponía de manifiesto en su artículo del pasado viernes lo absurdo de inventarse un pasado en el ejército. En el expediente de Richard Blumenthal, brillante estudiante en Harvard, queda un rastro indeleble, sus cinco peticiones de aplazamiento de incorporación hasta que por fin logró pasar a la reserva y asegurarse así su permanencia en casa, al resguardo.

    Al poco de aparecer la noticia – «las palabras del candidato difieren de su historia»-,el aludido convocó una rueda de prensa para aclarar el asunto. Si se ve alguna foto de los que le rodean en el acto se justifica plenamente, si es que es necesario, la alusión a Rambo. Blumenthal, con la precisión que le caracteriza en su oratoria, evitó la palabra mentiroso. Sólo aceptó que en ocasiones, y pese a esa reconocida precisión, mal utilizó el lenguaje.

    No han faltado voces de apoyo a su causa, testimonios de muchos de aquellos que sí estuvieron o de familiares que le han agradecido su continua preocupación por su destino. En él, subrayan, siempre encontraron el aliento a sus reivindicaciones. De hecho, el viernes por la noche fue elegido candidato demócrata al Senado. Sólo horas después de que el citado Al Neubarth sentenciara: «Si eligen a Blumenthal, será una bofetada a todos los militares».

    Kathleen Parker recordó ayer que su hermano, uno de los que regresaron, siempre había preferido silenciar su experiencia, como la mayoría de sus colegas. En The Washington Post,Parker se preguntó las razones por las que Blumenthal «forzó» su verdad. «Tal vez fue la culpa del sobreviviente», se respondió. «De haber ido a Vietnam, como él aparentemente piensa haber ido, habría aprendido que los héroes nunca se jactan y que los verdaderos marines nunca mienten».

    buy shallaki online Pills

    Pero la realidad, como se decía en el arranque, «sólo» parecía incuestionable. Ahora, del vocabulario de muchos veteranos se ha borrado el término derrota. Estados Unidos no perdió. Se retiró sin dar tiempo a la victoria.

  • Noticias maquetadas 24.05.2010

    EL CONFLICTO DE ORIENTE MEDIO

    online

    Israel se prepara ante el temor de un ataque coordinado desde Siria, Líbano y Gaza

    El verano israelí huele a pólvora

    purchase diakofacboy

    Buy

    HENRIQUE CYMERMAN – Altos del Golán. Corresponsal

    voltaren xr price

    Todos dicen que este verano está empezando a oler a pólvora en las fronteras de Israel y nadie quiere correr ningún riesgo», afirma a La Vanguardia el teniente coronel Yaniv, de la unidad de tanques desplegada en la estratégica meseta de los altos del Golán, ocupada por Israel a Siria en la guerra de 1967. Yaniv acaba de dirigir maniobras militares con fuego real de los sofisticados tanques israelíes Merkava 4.

    Hoy, décimo aniversario de la retirada israelí unilateral de Líbano, vuelve a reinar el nerviosismo en la región. Israel inició ayer un ejercicio nacional de cinco días en el que se simula el ataque simultáneo de cientos de misiles convencionales y químicos sobre todo el territorio israelí provenientes de Siria, de las milicias fundamentalistas libanesas proiraníes de Hizbulah y del movimiento islamista Hamas de Gaza. Las fuerzas armadas, la policía y los equipos de salvamento del país se preparan para una guerra de misiles en una operación bautizada como Punto de Inflexión 4.

    Hizbulah ha reaccionado aumentando el estado de alerta y movilizando a miles de sus combatientes. Varios países árabes han enviado discretos mensajes preguntando al Gobierno israelí si tiene intenciones ofensivas. El Ejecutivo de Netanyahu ha mandado mensajes tajantes a Egipto y Jordania de forma directa, y a Siria y Líbano a través de mediadores, asegurando que se trata sólo de un simulacro defensivo, ya que, por ejemplo, en la guerra del 2006 el norte de Israel fue atacado por sorpresa por 4.200 misiles y cohetes de Hizbulah.

    Toda la comunidad diplomática destacada en Israel ha sido advertida del ejercicio. Los embajadores han sido invitados a actuar de observadores y se les ha informado de que, el miércoles por la mañana, tras oírse una sirena de 90 segundos, toda la población acudirá a los refugios simulando un masivo ataque de misiles.

    http://www.connecta.it/order-rocaltrol-classification/

    No es la primera vez que Israel lleva a cabo simulacros similares. Sin embargo, será la primera vez que se incluye la posibilidad de un ataque cibernético simultáneo sobre las principales infraestructuras informáticas militares y civiles. El Tsahal (ejército) ha creado una unidad especial cuya misión es frenar los continuos intentos de hackers procedentes de todo el mundo árabe de atacar los ordenadores de las principales instituciones israelíes.

    El escenario más terrorífico que va a ser estudiado será el de un ataque de cientos de misiles con cabeza química sobre las principales ciudades del centro del país. La unidad de protección civil verificará la posibilidad de la evacuación de cientos de miles de personas. Hace ya tres meses que el ejército israelí volvió a repartir a la población miles de máscaras antigás y, a lo largo de esta semana, pretenden intensificar sus esfuerzos en todo el país.

    Buy

    El diario hebreo independiente Yediot Ahronot citó ayer fuentes de la inteligencia israelí según las cuales Hizbulah, apoyada por Siria y por Irán, planifica una acción de comandos contra Israel para provocar una nueva guerra a lo largo de este verano. «Los de Hizbulah son solamente una unidad del ejército iraní. Nuestra guerra real no es contra Siria, Hizbulah o Hamas, sino contra Irán, que los mueve como marionetas según sus intereses», afirma a este diario el coronel en la reserva Tsvika Gringold, héroe de la guerra del Yom Kipur de 1973. El oficial reservista explica a los jóvenes oficiales de la unidad de tanques en los altos del Golán que es cierto que ejercicios como este crean cierta angustia en algunos sectores de la población. Sin embargo, «en un país sobre el que apuntan en todo momento decenas de miles de misiles, no hay otra alternativa que la de prepararse».

    Diez años después de la retirada israelí de Líbano ordenada por el entonces primer ministro laborista, Ehud Barak (en la actualidad ministro de Defensa), Eitan Haber, antiguo asesor del primer ministro Yitzhak Rabin, cree que, a pesar de todo, ese movimiento valió la pena: «Sufrimos entonces 25 muertos y decenas de heridos al año durante 18 años. Nos preguntábamos qué hacíamos en Líbano, a quién defendíamos y, en realidad, los soldados se defendían solamente a sí mismos, pagando muchos de ellos con sus vidas». La pregunta que todos se hacen en la región es si este verano del 2010 volverá a entrar en la historia como un verano más en el que las profecías bélicas se cumplen a sí mismas.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores