• Noticias maquetadas 21.05.2010

    Cameron y Clegg presentan un programa reformista de centroderecha

    Purchase http://www.nygatan16.se/?p=5124
    buy isoniazid brand

    Buy

    Pills Conservador en economía, restringe el Estado y refuerza las libertades civiles

    RAFAEL RAMOS – Londres. Corresponsal

    Uno y uno no son dos, sino tres. Todavía entusiasmados con el poder como niños con zapatos nuevos, David Cameron y Nick Clegg presentaron el programa oficial del Gobierno británico de coalición como «algo más que la suma de lo mejor de los manifiestos de ambos partidos». El compromiso, según la nueva pareja feliz de Downing Street, es una plataforma radical de reforma que va a cambiar la manera de hacer política en el Reino Unido y la relación entre Estado y ciudadanos.

    Es lógica esa ilusión contagiosa teniendo en cuenta que los conservadores – que se creen el partido natural del poder-llevaban trece años en la oposición viendo cómo Tony Blair triangulaba con su tiralíneas y colonizaba el centro de la política con el mismo desenfreno con que Israel establece sus asentamientos en Cisjordania. Y que la última vez que los liberales olfatearon la moqueta de Downing Street fue con Lloyd George en el periodo de entreguerras (1916-1922).

    David volvió a compartir plataforma con Nick en un gesto de armonía y generosidad a la hora de presentar el documento de 34 páginas que define los objetivos conjuntos para los próximos cinco años, a pesar de que los tories conquistaron cinco veces más escaños que los libdems en las recientes elecciones generales. No es que sean socios estrictamente igualitarios en el Gobierno, y sin duda surgirán las diferencias, pero por el momento a ambos les viene bien ir de la mano mientras dan los primeros pasitos.

    Purchase

    «El programa es lo mejor de dos mundos – afirmó Cameron-.A nadie le resulta fácil hacer compromisos, pero hemos combinado las tradiciones conservadora y liberal de una manera que habría sido imposible en otras circunstancias, la pasión por el libre mercado con la pasión por las libertades y la descentralización, el entusiasmo por la responsabilidad social y la fortaleza de la familia con el rechazo a la intrusión innecesaria del Estado en la vida de los ciudadanos.»

    Lo que ha quedado claro en los pocos días que lleva funcionando el nuevo Gobierno es hasta qué punto el Labour de Blair y Brown se había convertido en un partido no de centroizquierda sino de centroderecha, que llegó a comprar a pies juntillas la política exterior y de defensa de los neocons republicanos de EE. UU.

    Los planteamientos socioeconómicos y fiscales del binomio Cameron-Clegg no son en realidad más conservadores que los del anterior régimen, y en cambio su posición respecto a libertades civiles es infinitamente más progresista. El costosísimo proyecto laborista de introducir un carnet de identidad obligatorio ha sido descartado, va a haber una revisión del uso de cámaras de circuito cerrado (el Reino Unido es el país que más tiene por habitante) y se va a restaurar el derecho de la ciudadanía a manifestarse sin miedo a que se le aplique la legislación antiterrorista.

    El problema del Labour es que pretendió ser un gobierno de centroderecha, desregulador, privatizador y amigo del gran capital, presentándose como de izquierda, algo que al final provocó una crisis de identidad que lo llevó a la esquizofrenia. Todo el mundo sabe en cambio qué espacio político ocupa la actual coalición, y a nadie le sorprende que anuncie la privatización parcial de Correos o una reforma educativa basada en el modelo sueco que permite a padres y organizaciones cívicas crear sus propias escuelas.

    Cuando Cameron y Clegg dicen que en un triángulo rectángulo el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de sus catetos suena a auténtico. Cuando Blair y Brown lo decían sonaba a patraña…

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores