• Noticias maquetadas 18.05.2010

    LA CRISIS NUCLEAR

    Lula media en el embrollo iraní

    Los líderes brasileño y turco pactan con Ahmadineyad un ambiguo acuerdo

    keflex duration of treatment

    TOMÁS ALCOVERRO – Beirut. Corresponsal

    Purchase


    Irán concluyó ayer un acuerdo con Turquía y Brasil para un intercambio de uranio en territorio turco en un intento de dar salida a la crisis con las grandes potencias por el programa nuclear iraní. El pacto prevé el envío de 1.200 kilos de uranio débilmente enriquecido (3,5%) para ser cambiados, en un máximo de un año, por 120 kilos de combustible enriquecido al 20%, necesario para el reactor iraní dedicado a investigaciones científicas y médicas.

    Purchase

    La agencia oficial iraní Irna precisó que «Irán seguirá enriqueciendo uranio al 20% en su territorio». Pills

    El acuerdo fue firmado por los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países ante los mediadores: el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad; el brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

    ¿Las mediaciones de Lula da Silva y de Erdogan conseguirán al fin un acuerdo efectivo entre Irán y la comunidad internacional sobre su tan traída y llevada cuestión nuclear? ¿El compromiso alcanzado será suficiente para evitar que, en junio, el Consejo de Seguridad de la ONU discuta reforzar las sanciones contra la República Islámica?

    Después de las conversaciones entre Ahmadineyad, Lula da Silva y Erdogan en Teherán, el régimen de los ayatolás anunció el acuerdo con triunfalismo. Lula lo celebró como «una victoria de la diplomacia», y el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, estimó que «ya no serían necesarias más sanciones contra Irán».

    Los primeros comentarios occidentales, en cambio, han sido escépticos. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, recalcó en un comunicado que el pacto responde «sólo parcialmente» a las exigencias del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). «El Gobierno iraní debe demostrar con hechos la voluntad de respetar sus obligaciones internacionales», agrega. Sin embargo, Gibbs no rechazó categóricamente el acuerdo y recalcó que «deberá ser sometido al OIEA antes de ser evaluado por la comunidad internacional». Occidente cree que Irán pretende fabricar el arma nuclear y le amenaza con nuevas sanciones si sigue enriqueciendo uranio.

    Catherine Ashton, jefe de la diplomacia de la UE, declaró que el acuerdo «no responde a todas las inquietudes» de Occidente. Alemania, Francia o el Reino Unido se han expresado en términos parecidos. Algunos expertos creen que Turquía no puede enriquecer el uranio y que su envío por Irán pretende sólo demostrar su voluntad negociadora.

    En una palabra, los grandes temas del contencioso – el programa nuclear iraní, la cooperación con el OIEA o la negativa iraní a renunciar a enriquecer uranio-no se citan en el acuerdo.

    En octubre ya hubo otra oferta iraní de enviar uranio a Rusia y Francia que no cuajó. Es evidente que en el bazar de esta negociación abrupta, ambigua sobre el futuro del plan nuclear – Irán lo considera un derecho nacional-,los persas quieren ganar tiempo. En Oriente la cultura del bazar es básicamente la habilidad de regatear la palabra en el tiempo, y tiempo es lo que necesitan para enriquecer su uranio.

    La novedad en esta mediación es que son dos estados que emergen con pujanza, Brasil y Turquía, los protagonistas. Lula demuestra su empeño en lograr un más destacado papel internacional. Pero ha sido Turquía la más descollante mediadora. Turquía busca la estabilidad política de la zona y aspira a ser una potencia en la región. Si la moderna Turquía surgió de las ruinas del imperio otomano, el trasfondo de su vecina república iraní es nada menos que el imperio persa.

    Pills

    Pills

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores