• Noticias maquetadas 10.05.2010

    ANÁLISIS

    ROSALÍA SÁNCHEZ / Berlín

    ‘Frau Europa’ en horas bajas

    Henry Kissinger no sabía qué número de teléfono marcar cuando quería hablar con Europa, pero Obama ha estado llamando a Angela Merkel con regularidad en los últimos meses. Y ha encontrado un razonable grado de satisfacción en esta vía de comunicación con el continente. Un canal que, al igual que a otros líderes mundiales, le ha venido permitiendo sortear los obstáculos burocráticos, los escrúpulos diplomáticos e incluso las duplicaciones de cargos y competencias que tanto dificultan el intercambio de mensajes con Bruselas. Hasta tal punto ha resultado útil ese liderazgo en la sombra de Merkel, apoyada siempre en Sarkozy, que la revista Time le otorgó el título de Frau Europa, haciendo oficial una realidad que se había impuesto ya por la vía de los hechos: para hablar con Europa había que hablar con Merkel y esa vía era la más efectiva de que ha gozado la UE hasta el momento.

    Pero la pérdida de tierra firme bajo los pies de Merkel, como consecuencia del resultado electoral de ayer en las elecciones regionales de Renania del Norte-Westfalia, un estado federado clave en la balanza de fuerzas del Bundesrat, deja a la canciller mucho menos margen de maniobra en asuntos europeos. A pesar de que sus socios de la UE han reprochado a Alemania una posición dura en los últimos meses, la opinión pública alemana pasa por un momento de mucho más escepticismo al proyecto de la UE de lo que Merkel ha venido demostrando. Si la canciller ha tomado la decisión de participar con 22.400 millones de euros en rescate a Grecia ha sido en contra de la opinión pública (la prensa de Berlín ha llegado a publicar encuestas según las cuales el 90% de los alemanes quiere que Grecia salga de la zona euro) y en contra de sus socios de Gobierno.

    Purchase

    El Partido Liberal (FDP), cuya posición más contraria a las ayudas a Grecia que la de la CDU, endurecerá en el futuro su negativa a cualquier otro plan de rescate, con lo cual, el único que queda en el Gobierno alemán relativamente partidario de acudir en ayuda de socios en problemas es el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble. Por cierto, Schäuble fue hospitalizado ayer en Bruselas, sólo unas horas antes de que las urnas de Renania del Norte-Westfalia sentenciaran a muerte su proyectada reforma tributaria, que será ya prácticamente imposible sin una mayoría de apoyo en el Bundesrat.

    La canciller Merkel ha reiterado en las últimas semanas el compromiso de Alemania con la estabilidad del euro, pero su política exterior está desplegando tentáculos más allá y por encima de la de Bruselas. Lo hace estableciendo vínculos estrechos, casi personales, con la actual Administración de EEUU y manteniendo un nivel de colaboración con Rusia como ningún otro gobierno alemán había tenido hasta el momento, de forma que Alemania, visiblemente, eleva sus miras más allá de un proyecto europeo que, en las circunstancias actuales, comienza a costar más de lo que vale.

    Order

    La propia Merkel está convencida de que el modelo sobre el que se ha mantenido el proyecto europeo, en el que las aportaciones de dinero alemán solucionan o engrasan los problemas, no es ya viable. Son muchos los analistas alemanes que coinciden en que el argumento «si Alemania no ayuda a los países euro con problemas es la que más tiene que perder» se asemeja más a un chantaje de gobiernos incapaces y con incorregibles desmanes presupuestarios que a un principio sobre el que se puedan asentar relaciones fiables entre socios honestos.

    Cheap purchase aldactone hair

    El electorado alemán ha dejado clara su posición respecto a las ayudas a países que han estado viviendo por encima de sus posibilidades. Merkel sabe a qué atenerse si no rectifica en sus generosas aportaciones e impone la mano dura en Europa. Los liberales se reafirman en su negativa a pagar en el futuro las deudas contraídas por otros. Y el Partido Socialdemócrata, sin siquiera esperar a que los votantes de Renania del Norte-Westfalia se pronunciasen en esta especie de referéndum a escala, ya dejó claro que no van a importunar a los contribuyentes alemanes. El pasado viernes, en la votación del Parlamento que aprobó la participación de Alemania en el rescate a Grecia, se abstuvieron. Evitaron así posibles reproches por haber apoyado la decisión.

    online http://cabinet-stomatologic-cluj.ro/cheap-aygestin-reviews/

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores