• Noticias maquetadas 03.05.2010

    El nuevo escenario político

    Zapatero, acosado en todos los frentes Order

    JUAN CARLOS MERINO – Madrid

    online

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vuelve a dar la imagen de estar con el agua al cuello. Acosado en todos los frentes, entre la espada y la pared. En su entorno vienen a decir que a él le va la marcha, que se crece ante las dificultades, pero lo cierto es que los problemas no se resuelven, se intentan aparcar o aplazar, se siguen acumulando y se acaban envenenando. Yel semestre de presidencia española de la UE enfila su recta final sin pena ni gloria, cuando se había proyectado como el punto culminante de la legislatura. Todos los pronósticos y calendarios se han hecho añicos. El portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, definió el pasado martes la actitud del presidente: «Inmovilismo locuaz». No hacer nada, o nada que surta efecto, pero revestirlo de un gran aparato verbal. El frente común que llega de Catalunya, la amenaza de un nuevo ataque especulativo mientras el paro sigue disparado, y la recrudecida ofensiva de un PP que se ve con opciones de volver a la Moncloa, acosan a Zapatero en demasiados frentes.

    UNA CARPETA ABIERTA DE PAR EN PAR Buy

    Zapatero, el Gobierno y el PSOE están muy a la defensiva ante la ofensiva política de Catalunya a favor del Estatut, sobre el que se cierne la seria amenaza de ser muy severamente recortado en el Tribunal Constitucional (TC). El debate catalán causó serias abolladuras en el chasis del Ejecutivo en la anterior legislatura y una sangría de votos al PSOE en toda España en las últimas elecciones. Y cerrado al fin el contencioso de la financiación autonómica, lo que menos quería Zapatero era tener que volver a abrir la siempre espinosa carpeta catalana. Pero todo apunta a que le podría volver a estallar en las manos. La carpeta vuelve a estar abierta de par en par. CiU, además, consiguió romper el discurso de Zapatero de que no podía hacer nada por renovar el TC ante la negativa del PP: para reformar la ley orgánica del Alto Tribunal e impedir que los magistrados estén más de seis meses con el mandato caducado no hace falta el PP, el PSOE tendría una holgada mayoría sólo con los grupos catalanes que lo demandan. Pero Zapatero, aunque hubo de mostrarse finalmente dispuesto a hablar del asunto, no quiere abordarlo porque argumenta que afrontar una reforma legislativa en caliente, y con tanta tensión, deslegitimaría al Alto Tribunal y sería interpretado como un ataque a su independencia. No está dispuesto a hacerlo. Pero José Montilla y Artur Mas, desde luego, no van a dejar que el presidente del Gobierno se lave las manos y se desentienda ahora de Catalunya.

    Tras los mensajes cruzados este fin de semana, PSOE y PSC han intentado al menos enterrar el hacha de guerra. Suavizar fricciones, bajar la presión. Pero en plena precampaña electoral catalana, todos saben que en cualquier momento puede haber una nueva escalada de tensión entre Gobierno y Govern, entre PSOE y PSC, por mucho que se haya intentado apaciguar el desencuentro. Ni CiU ni ERC van a dejar de pinchar en esta dirección, y en el PSOE y en el PSC siempre habrá alguien dispuesto a desenterrar el hacha. Zapatero se reúne hoy con su ejecutiva en Ferraz y a buen seguro intentará lanzar un mensaje de calma, una vez apagado el último incendio provocado por las declaraciones de Antoni Castells o Jaume Collboni. En el grupo parlamentario socialista en Madrid, eso sí, muchos diputados del PSOE y del PSC cruzan los dedos para que la polémica se reconduzca y no les aboque al choque frontal. Todos dicen que la sangre no llegará al río, pero esperan acontecimientos con inquietud.

    TEMOR A LOS TIBURONES

    Pills

    El pasado 4 de febrero, mientras Zapatero oraba junto a Barack Obama en Washington, se produjo un ataque especulativo que dejó a la bolsa española tiritando. Al presidente no le llegaba la camisa al cuerpo aquella semana negra.Dos meses después, volvió a Washington y admitió estar más tranquilo. Confiaba en que todas las medidas adoptadas y los anuncios realizados – como el que hizo en el Financial Times de que recortaría el déficit público «a cualquier precio»-habían fortalecido la credibilidad de España y alejado el fantasma de Grecia. Pero la semana pasada, la EPA elevó el listón del paro por encima del 20% y la agencia de calificación Standard & Poor´s degradó la solvencia de España, dos malas noticias que han vuelto a encender todas las alarmas, y en el Gobierno se vuelven a palpar la ropa y temen que los tiburones financieros hayan olido la sangre.

    De hecho, admiten que todas las medidas y anuncios no disipan la amenaza de un nuevo ataque especulativo. «Estos ataques son cosa de los capitales, no de los gobiernos», dicen con fatalismo en la Moncloa. Zapatero ha intentado contraatacar insistiendo en la solvencia de España, en que se cumplirá «a rajatabla» el plan de austeridad y el de consolidación fiscal y reducción del déficit hasta situarlo en el 3% en el 2013, en que la deuda española está veinte puntos por debajo de la media europea, en que la reforma laboral casi está a punto, en que la recuperación del crecimiento es inminente y en que el paro empezará a bajar el próximo mes. Pero esto mismo ya lo ha dicho otras muchas veces.

    Elena Salgado ha asegurado que no se llegará a los cinco millones de parados, y en esta dirección apunta el descenso de 24.000 desempleados en abril. Pero también Manuel Chaves ha admitido que la crisis ha desgastado la credibilidad del Gobierno. Los socialistas, eso sí, acusan al PP que no arrimar el hombro, como ha ocurrido en Portugal con la imagen de unidad que han dado el socialista José Sócrates y la oposición conservadora.

    how much trazodone should i take

    LA FRAGILIDAD DEL ÚNICO CONSENSO

    Buy

    El PSOE sólo se siente cómodo en la batalla política con su adversario natural, el PP. Pero los socialistas, en muchas ocasiones, sólo consiguen situarse a la defensiva frente a la ofensiva del PP. Zapatero ha expresado sus temores ante un PP que cree que busca generar una sensación de crisis institucional a todos los niveles.

    El Gobierno insiste en que el Partido Popular solamente quiere tapar el caso Gürtel, y en esta clave interpreta que también haya puesto en su diana al presidente del Congreso, José Bono, por presuntas irregularidades patrimoniales. El Ejecutivo, no obstante, cree que este asunto no tendrá mayor recorrido, no duda de la honestidad de Bono y considera que la polémica se apagará en la Fiscalía General del Estado.

    Zapatero, entre tanto, confía en que no salte por los aires el único asunto aparcado de la confrontación política esta legislatura: la política antiterrorista. Pero las últimas noticias de Iñaki de Juana Chaos, Iñaki de Rentería y Rafael Díez Usabiaga podrían reabrir las hostilidades. El Gobierno parece que se enteró de la fuga de De Juana, cuando estaba pendiente de su extradición a España, poco menos que por la prensa. Y se ha puesto en contacto con las autoridades de Irlanda del Norte, pero no parece dispuesto a recriminar nada, pues sigue teniendo en la cooperación internacional una de las grandes bazas de la política antiterrorista. «Espero que el PP no vuelva a caer en la tentación de utilizar la política antiterrorista con fines partidistas», zanjó Fernández de la Vega.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Artículos anteriores