• Noticias maquetadas 27.04.2010

    ASUNTOS INTERNOS

    LUCÍA MÉNDEZ

    http://www.eltern-und-kinder.com/lupin-suprax-sales/

    ‘Tea Party’ español

    Order

    online

    El Tea Party ha revolucionado la política en Estados Unidos. No se llama así porque a sus integrantes les guste mucho el té, sino porque se consideran herederos de aquellos colonos que arrojaron al mar un cargamento de este producto el 16 de diciembre de 1773 en protesta contra la metrópoli británica que los freía a impuestos. No es exactamente un partido, sino un movimiento que ha encontrado sentido en el combate contra el hombre musulmán, negro y comunista que ocupa la Casa Blanca. El Tea Party no disimula su conservadurismo radical ni se anda con contemplaciones: considera que Obama ha sido enviado por el diablo para destruir a la nación americana. Teniendo en cuenta la población de EEUU, los del Tea Party no son muchos, aunque sí muy activos en la red, tienen de su lado una formidable cadena de televisión nacional e ilustres comunicadores. El Partido Republicano -reticente al principio- se ha rendido ante esta demoledora fuerza de choque, cuya pegatina más conocida es Sarah Palin. La última víctima en su haber es el aspirante a la candidatura al Senado por Florida Charlie Crist, que labró su ruina el día en el que abrazó a Obama. Ha sido sustituido por el carismático joven Marco Rubio, que le ganará las primarias con la ayuda de Dios y el Tea Party. Hasta McCain ha tenido que abjurar de su centrismo para que no la tomen con él.

    Cheap

    ¿Hay en España algo parecido al Tea Party? Lo hay, a escala. Y también tiene su influencia sobre la estrategia del PP. Así lo advertía Alberto Ruiz-Gallardón en un reciente blog colgado en la web del PP. En su opinión, lo peor que podría hacer el candidato conservador británico, David Cameron, es abandonar el centrismo y caer en la radicalización. «Y en Estados Unidos, la lección es aún más clamorosa. La irreflexiva espontaneidad de Sarah Palin no sólo arruinó en las elecciones presidenciales las posibilidades de un buen candidato como John McCain, sino que además amenaza con fagocitar ahora al muy respetable Partido Republicano a manos del populismo mediático del Tea Party, el cual se permite pedir pruebas de pureza ideológica a la formación de Lincoln, Nixon o Reagan, para regocijo, me figuro, del presidente Obama. Lo dicho: nunca ceder espacio por el centro. Ahí se juega todo». Eso decía el alcalde de Madrid suponemos que a modo de alerta para la dirección del PP. Él no se lleva muy bien con el movimiento del té específicamente español. Al margen de Zapatero, se puede decir que Ruiz-Gallardón es su víctima más propicia.

    Hay quien considera inapreciable la influencia de este movimiento en España. A pesar de que está presente en muchos programas de televisión, radio y diarios. Los socialistas lo identifican con la extrema derecha, de forma algo simplista, puesto que lo que une a todas estas personas es su combate contra Zapatero, de la misma forma que lo que vertebra al Tea Party es el odio contra Obama. No les hacía falta más que ver a la izquierda política, social y cultural en la calle defendiendo a Garzón. Se están poniendo las botas. Zapatero el rojo recoge lo que siembra. Un festín que ya quisieran los del motín del té de Boston.

    Pills

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

abril 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Artículos anteriores