• Noticias maquetadas 23.04.2010

    JAVIER G. GALLEGO / Madrid

    El dinero huye de España y se refugia en Alemania

    El temor creciente a que Atenas suspenda pagos provoca el desplome del Ibex y el encarecimiento de la deuda pública

    A estas alturas de la crisis griega nadie se cree que este país sea capaz de pagar los 51.000 millones de deuda que le vencen en los próximos 12 meses. Por eso asegurarse contra el riesgo de impago es incluso más caro que en el caso de Ucrania, un país sacudido por el desplome del 15% de su PIB.

    El irremediable camino que sigue este país hacia el impago de su deuda sólo podrá solucionarse con la llegada de un rescate por parte del FMI y del resto de miembros de la eurozona. Hasta entonces, el pánico empieza ya a contagiarse hacia otras economías, como la española, mucho más alineada con la tragedia griega que con la solvencia Alemania. Así que ayer, de nuevo, la Bolsa española prácticamente duplicó las pérdidas del resto de parqués europeos hasta perder el nivel psicológico de los 11.000 puntos.

    Buy

    Con el descenso del 2% de ayer, el selectivo suma ya un recorte del 4% en sólo dos sesiones. El dinero, recuerdan los analistas, está volviendo a fugarse hacia activos refugio desde cualquier lugar que sea considerado por los inversores como peligroso. Esta tendencia también se reflejó en la cotización del bono español a 10 años, con una subida de 9 puntos hasta el 3,95%, lo que sitúa el diferencial con la deuda alemana en 91 enteros.

    No es el nivel más alto del año, pero sí una confirmación de que la crisis griega puede hacer un tremendo daño a España si no se activa el rescate. De hecho, este país, junto con Portugal, fue el que más sufrió el encarecimiento de su deuda después de que Eurostat revisara al alza sus estimaciones de déficit para la economía helena.

    online

    Éste fue el detonante que disparó el coste de financiación de Grecia hasta el histórico nivel del 8,75%. Lo más preocupante, en cualquier caso, no es que se haya llegado a esta cota, sino que se encamina ya hacia el 9% creciendo casi a ritmo de medio punto porcentual diario. Todo esto también está provocando una de las mayores crisis de credibilidad del euro, que sigue cotizando a la baja respecto a las principales monedas del mundo. Ayer el cambio con el dólar se hundió hasta las 1,323 unidades.

    Con todas estas órdenes de venta los inversores internacionales están presionando a Grecia para que lleve a cabo recortes del gasto más agresivos para reducir su déficit. Es la misma condición que le ha puesto el FMI para participar en las ayudas de hasta 45.000 millones de euros que se contemplan para que Grecia llegue de una pieza a la fecha clave del 19 de mayo, cuando deberá amortizar más de 14.000 millones.

    La negociación que estos días están manteniendo algunos miembros del organismo internacional con el Ejecutivo heleno va a resultar clave para que se detenga el desplome de las Bolsas y del euro.

    Por eso Grecia se encuentra ahora entre la espada de los inversores, que le exigen más esfuerzos, y la pared que han levantado los trabajadores griegos, en huelga por los recortes salariales que están sufriendo.

    Una opción que contempla Erik F. Nielsen, Economista jefe en Europa de Goldman Sachs, es que el FMI recorte sus pretensiones para que pueda acceder a la ayuda.

    Aun así, y suponiendo que los miembros de la eurozona aprueben en sus respectivos parlamentos las ayudas, los 45.000 millones el paquete diseñado puede no ser suficiente para Grecia. Goldman Sachs recuerda que este país tiene que amortizar 51.000 millones durante el próximo año, por lo que se haría necesaria también la intervención de los bancos del país, que a su vez descontarían estos activos en el BCE a través de repos.

    El economista y profesor de la Universidad de Columbia Tano Santos, alerta de que la curva de tipos de Grecia es seminvertida, es decir, es creciente en la parte corta, hasta un vencimiento de dos años y a partir de dos años es decreciente. «Los menores tipos a corto reflejan el probable rescate que va a permitir el pago de la deuda a corto plazo. El rendimiento de la deuda a diez años marcha de forma decidida hacia un increíble 9%», advierte.

    online http://fruitgifts.ie/?p=63994

    online Buy

    David Simmonds, jefe de estrategia y análisis de RBS, descarta ahora la posibilidad de un default de Grecia, aunque advierte que esto podría suponer el final del euro. Para evitarlo, Juan José Fernández Figares, jefe de análisis de Link, opina que los países deben ganarse al mercado con credibilidad. «El país que no sea capaz de convencer a los inversores de su fuerte voluntad para combatir su debilidad fiscal, tiene muchas papeletas para acabar en la situación en la que se encuentra actualmente Grecia».

    Purchase

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

abril 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Artículos anteriores