• Noticias maquetadas 20.04.2010

    online LOS POLÍTICOS Y LOS MERCADOS

    Purchase

    Alfredo Pastor – Profesor del Iese

    Cátedra Iese-Banc Sabadell de Economías Emergentes

    http://qasralyukhoot.com/qasr/2018/02/02/nizoral-shampoo-price-comparison/

    De un viejo chiste: «´Toma, pa´un traje´, le dijo: y le dio un botón». Esto es, poco más o menos, lo que Grecia acaba de conseguir de los esfuerzos de los países miembros de la UE: un fondo de emergencia que no cubriría ni de lejos sus necesidades financieras si «los mercados» se negaran a satisfacerlas. Pero esto no debe ser motivo de alarma: todos sabemos que hay que situar la decisión en el contexto de la política alemana y que, sean cuales sean las intenciones de la canciller Merkel, su margen de acción – entre un electorado que dice desear la expulsión de Grecia y unos profesores que arden en deseos de volver a llevar al Gobierno ante el Tribunal Constitucional-es limitadísimo.

    Todos sabemos que, si la ayuda es insuficiente, habrá más, salga de donde salga, mientras la situación griega no se deteriore de modo irreversible. ¿Quién se empeña, entonces, en crear tanta incertidumbre? Si preguntamos a quién beneficia, hallaremos la respuesta a la pregunta anterior: la deuda griega a siete años se ha colocado al 5,90% (y poco después pasaba al 6,28%), dos puntos porcentuales más que la española a diez años (3,84%), una diferencia sustancial que, de momento, los compradores de esa deuda («los mercados») han conseguido embolsarse; otra cosa distinta es que la vayan a mantener hasta el vencimiento.

    ¿No les parece que los grandes operadores en los mercados financieros – los mismos que generan y distribuyen información, que atienden las consultas de los periodistas, que dan su opinión a quien se la pide y que a través de todos estos canales tienen un peso decisivo en la formación de opinión-creen que esos «mercados» deben tener un cierto interés en no disipar incertidumbres hasta haber tomado posiciones?

    Pills

    Entendámonos: la incertidumbre tiene una base real, porque el reequilibrio fiscal depende, casi en su totalidad, de la recuperación del crecimiento, y nadie es capaz de adivinar cuándo se producirá esta. Pero tanto el sentido común – que nos dice que no hay mal que cien años dure-como la historia económica del siglo pasado – en la que hasta la Gran Depresión aparece como un bache insignificante en una senda de crecimiento ininterrumpido-deberían indicarnos que la recuperación se producirá; y que, por consiguiente, no es acertado pensar en espirales descendentes, pozos sin fondo y otras metáforas del mismo signo.

    TOCAR A REBATO

    buy zebeta dose

    Una cosa es recomendar prudencia; otra, tocar a rebato. Yme parece que todos estamos insistiendo demasiado en esto último; y que en esto, queriendo o sin querer, estamos haciendo el juego a esos «mercados» que tan mal nos han servido durante los últimos años.

    Periodistas y -¡ay!- economistas somos comparsas, casi siempre involuntarios, de ese juego, unos con lo que escriben, otros con lo que calculan; pero no lo son menos los políticos, dentro y fuera de nuestras fronteras. Por hablar sólo de los de aquí, aunque sin citar nombres: se publica, a bombo y platillo, el rechazo de todos los partidos (menos uno, claro) a la firma del pacto de Estado para la salida de la crisis.

    Se trata, nos dicen, de parches sin envergadura; para esas medidas no hacía falta convocar a nadie; el Gobierno sólo estaba interesado en sacarse la foto. ¡Naturalmente!

    Cheap

    De cara a la platea interior, nuestros aurigas tienen razón; pero ¿y el anfiteatro del resto del mundo? Por sí sola, la firma de un pacto de Estado contra la crisis no hubiera acercado nuestra economía ni un centímetro a la recuperación; pero la imagen de unas fuerzas políticas dispuestas, por un momento, a dejar de mirar el barómetro electoral y a dirigirse a sus conciudadanos para infundirles confianza en los recursos con que contamos para salir de esta hubiera dado una impresión de solidez que «los mercados» hubieran quizá sabido apreciar.

    http://hongkongnews.com.hk/cheap-fosamax-osteonecrosis/

    Muy al contrario: hemos dado la sensación de ser incapaces, aun enfrentados a una situación difícil, de ponernos de acuerdo en tomar una serie de medidas de menor cuantía. ¿Cómo se nos va a suponer capaces de hacer frente a esas reformas profundas, de tomar esas decisiones difíciles que todos estiman indispensables? Nuestros políticos hubieran debido recordar que en este momento se trata de hacer lo que tan bien saben hacer nuestros socios europeos: quedar bien hacia fuera, no hacia dentro.

    Perdida esta oportunidad, es de prever que siga el ruido en torno a la situación española y que ello resulte en un progresivo encarecimiento de nuestra financiación, para satisfacción de los mercados; habrá que llevarlo con paciencia. Es también verosímil que la cosa no pase de ahí: Alemania terminará por recordar que más de los dos tercios de sus exportaciones – de las que depende su crecimiento-se venden en la Unión Europea, y que, aunque sólo sea por ese motivo, difícilmente puede prescindir de los países del sur.

    Mientras, los brotes verdes irán multiplicándose y tomando cuerpo. Pero nuestra deuda seguirá ahí (esperemos que no muy crecida), para lastrar la gestión de quien sea que gane las próximas elecciones; y su coste será quizá mayor del que hubiera sido si hubiéramos sido un poco más listos y menos pícaros, y hubiéramos atendido más a nuestros intereses y menos a los de esos «mercados», que quizá no lo sepan todo, pero sí saben crear y aprovechar una oportunidad.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

abril 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Artículos anteriores