• Noticias maquetadas 19.04.2010

    El debate nuclear

    Ocho pueblos en vilo por el ATC

    Las campañas pro y antialmacén nuclear se intensifican a un mes de la decisión del Gobierno

    buy voveran tablets Order

    SARA SANS – Tarragona

    Falta poco más de un mes para que el Gobierno decida dónde construirá el almacén para los residuos nucleares de toda España, el ATC. El Ministerio de Industria descartó, por defectos de forma, seis de los catorce pueblos de la lista inicial de candidatos y la comisión interministerial sigue analizando los ocho finalistas. El Gobierno decidirá en junio. Partidarios y detractores de cada zona han puesto el pie en el acelerador. Los primeros se esfuerzan en explicar las bondades del ATC (más de 600 millones de inversión, compensaciones económicas de seis millones anuales y un parque tecnológico y empresarial asociado) y las plataformas arremeten contra un «cementerio» nuclear de «riesgo y que hipoteca el territorio».

    Order

    La Audiencia Nacional ha admitido a trámite el recurso presentado por Greenpeace para impugnar el proceso. Los ecologistas denuncian «falta de transparencia y de participación pública». Y mientras, los ayuntamientos vaticinan para sus pueblos – rurales y poco poblados-un futuro esperanzador a costa del ATC. Las plataformas, todo lo contrario. Centran su campaña en la falta de «consenso social» en cada territorio y preparan una gran protesta simultánea en toda España para el próximo domingo, día de la Tierra. Aunque Enresa ha estado en todos los municipios candidatos, los alcaldes querrían un apoyo más explícito del Gobierno hacia los municipios aspirantes. Todos tienen sus ventajas y desventajas. A los criterios técnicos – ubicación adecuada, terreno disponible, buenas comunicaciones…-se mezclan intereses políticos y electoralistas, como los comicios catalanes de otoño y decenas de miles de alegaciones, de plataformas y de gobiernos autonómicos.

    Podría pasar cualquier cosa, pero partidarios y detractores coinciden en una lista de «favoritos»: Ascó (Tarragona), Santervás de Campos (Valladolid) y Villar de Cañas (Cuenca) y, sin menos coincidencias, Zarra (Valencia) y Yebra (Guadalajara). La lista la completan Melgar de Arriba (Valladolid), Congosto de Valdavia (Palencia) y Albalá (Cáceres). A continuación, las razones.

    CASTILLA Y LEÓN

    Pills

    Sin buenas comunicaciones y condicionado a Garoña

    El burro Baltasar hace semanas que se pasea por esta comunidad autónoma. Se ha convertido en icono de la Plataforma Tierra de Campos, contraria al ATC, y cuenta con cientos de amigos en el Facebook. «Teníamos miedo de ser pocos en la primera manifestación y pensamos que así nos verían más», explica la portavoz de Tierra de Campos, Marta de la Rosa. En esta comunidad hay tres candidatos: Santervás de Campos y la vecina Melgar de Arriba (en Segovia) y Congosto de Valdavia (Palencia), pueblos eminentemente rurales de entre 137 y 233 habitantes. El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP) no ve con malos ojos el proyecto – lo que evitaría al Gobierno una lucha fraticida con Montilla en Catalunya y con Barreda en Castilla-La Mancha-,pero lo condiciona a reabrir el debate sobre el cierre de la central nuclear de Garoña, una decisión de Zapatero que Herrera califica de «capricho». Contra los candidatos de esta comunidad que no cuenta con instalaciones nucleares, juega la distancia y las comunicaciones: Melgar y Santervás están a 90 kilómetros de Valladolid y casi a 300 de Madrid. «Parece que no tiene sentido ubicar ahí un parque tecnológico y empresarial – mantiene De la Rosa-pero es donde los partidos perderían menos votos».

    Pills

    CASTILLA-LA MANCHA Pills

    Dos candidatos y un presidente tras los carteles del no

    Esta semana, el consejero de presidencia de la Junta, José Valverde, presentó las alegaciones en contra de las candidaturas de Yebra y Villar de Cañas. Esgrimen criterios ambientales, políticos, agroalimentarios, turísticos y patrimoniales e insisten en que falta consenso social. La presencia del presidente José Barreda, del presidente de las Cortes regionales y otros dirigentes del PSOE y del PP en la manifestación de febrero en Guadalajara escenificó la oposición al proyecto. La presión anti ATC en Yebra – junto con Ascó, candidato de la Asociación de Municipios en ÁreasNucleares (AMAC) y el primero que votó, en un tenso pleno el 22 de enero, la candidatura-es mayor que en Villar de Cañas (Guadalajara). En esta localidad de 411 vecinos el Ayuntamiento ha recogido más de 300 firmas de vecinos a favor del ATC. El pueblo cuenta con una plataforma favorable a la instalación: «Todos no podemos vivir del turismo rural, pero queremos vivir aquí y el ATC es una oportunidad de desarrollo», afirma el alcalde José María Saiz (PP). «Otras candidaturas están más envenenadas y quienes se manifiestan vienen de fuera, muchos de Yebra», asegura. A diez kilómetros de la autovía, el Ayuntamiento – que asegura disponer de terrenos, aunque son de propiedad privada-destaca que en poco más de una hora se llega a Madrid, lo que juega a favor del desarrollo del centro tecnológico y empresarial. El tren se apea a más de cuarenta kilómetros.

    CATALUNYA

    El Parlament censura las posibilidades objetivas de Ascó

    Esta mañana el alcalde de Ascó, Rafael Vidal (CiU) pronunciará una conferencia en Barcelona invitado por el Foro de Nueva Economía. Es uno de los múltiples actos que promocionan la candidatura de Ascó organizados por el Ayuntamiento y AMAC. Vidal lamenta el «miedo generalizado» de la clase política catalana por las consecuencias electorales – que no técnicas ni de seguridad-del ATC. Un miedo que se ha traducido en la aprobación de una segunda moción del Parlament contra la instalación. Pese a ello, ni Montilla ni Artur Mas (CiU) ni ningún alto cargo de estos partidos se han dejado ver en las dos manifestaciones contrarias al ATC, celebradas en Ascó y Móra d´Ebre, lideradas por la Coordinadora Anticementiri Nuclear de Catalunya (CANC) – que ha presentado más de 7.000 alegaciones y ha conseguido mociones en 112 ayuntamientos catalanes y en 12 Consells Comarcals-,ERC e ICV. Además del ferrocarril, Ascó cuenta con una clara ventaja: hace tres años el Ayuntamiento compró el terreno, que ya tiene la calificación urbanística correspondiente y está en un emplazamiento nuclear. Un trámite este que evitaría, en caso de ser el emplazamiento elegido, todo el proceso de recalificación urbanística. Vidal también esgrime a su favor que el municipio ya alberga 1.200 de las 3.700 toneladas de uranio gastado de las nucleares de toda España. Sin embargo, Greenpeace defiende la construcción de Almacenes Temporales Centralizados (ATI) junto a cada central «hasta que se establezca un calendario de cierre», mantiene su portavoz, Carlos Bravo.

    EXTREMADURA

    Un alcalde dimisionario y unanimidad política en contra

    «Con estos bidones se nos joden los jamones. Los quesos naturales sin residuos nucleares». Estos son algunos de los lemas de la campaña que impulsa la plataforma contraria aque el almacén nuclear se instale en Albalá (Cáceres). El alcalde de este pueblo de 798 habitantes dimitió seis días después de que el pleno – celebrado el último día legalmente posible, como en la mayoría de pueblos candidatos-aprobara la solicitud. La votaron todos los concejales del Grupo Independiente de Albalá (cuatro) salvo el propio alcalde y los dos ediles del PP, que se opusieron. Jesús Pascual llevaba 22 años «sirviendo al pueblo», primero como médico y desde hace quince como concejal, y justificó su dimisión asegurando que el ATC «además de ser malo y nocivo, genera una psicosis a nivel social que haría que nadie comprara productos de la zona».

    En su opinión, «el 80% de los habitantes de Extremadura está en contra». El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (PSOE), mostró el mismo día su postura contraria al ATC yha anunciado que dejará la presidencia y su candidatura a las próximas elecciones si la instalación se ubica en Albalá. «Esa es la mejor garantía de que no va a venir», dijo. El candidato del PP, partido que ha solicitado la nulidad del pleno porque los ediles no dispusieron de la «documentación necesaria», se sumó a la amenaza. El presidente del partido en Extremadura también pide que la Junta anule el pleno.

    VALENCIA Cheap

    Un emplazamiento con ventajas con un alcalde polémico

    Aunque no es municipio AMAC, Zarra (Valencia) tiene a favor su proximidad a la central nuclear de Cofrentes, ubicada a unos 12 kilómetros. La tensión y discrepancias que vive este municipio quedó patente tras una charla organizada por la plataforma y grupos ecologistas: «A una de las concejales contrarias al ATC le pintaron ´vete del pueblo´ en su casa», explica el portavoz de Greenpeace, Carlos Bravo. Mientras el Gobierno valenciano mantiene un significativo silencio – el presidente Camps (PP) no se ha pronunciado y el Parlament no ha reiterado la postura contraria que votó en 2006-juega en contra de esta candidatura el controvertido alcalde de Zarra, el ex socialista Juan José Rubio, imputado en varios procesos judiciales relacionados con delitos urbanísticos. Precisamente, buena parte de los terrenos que el alcalde ofrece para el ATC son de Sedesa, la empresa de la familia del conseller de Medio Ambiente y vicepresidente tercero de la Generalitat Valenciana, Juan Cotino.

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

abril 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Artículos anteriores