• Decía ayer EL PAÍS, pág 22: «El Gobierno está en un dilema a propósito de los fondos millonarios que puede obtener de las nuevas frecuencias de la telefonía móvil. Y es que mientras Alemania logró hace un mes 4.384 millones de euros en la subasta de esas frecuencias, a las operadoras les pueden salir casi gratis en España, a cambio de compromisos de inversión, si en lugar de la subasta se opta por el concurso».

    No todos los Gobiernos europeos han utilizado los mismos sistemas para repartir el espectro radioeléctrico disponible para utilizar en una nueva tecnología. A veces se a empleado, con un éxito absolutamente inesperado, el sistema de subastas. Otros se inclinaron por el sistema de concurso de méritos (llamado también “concurso de alt-coins.top belleza”) y en otras ocasiones se empleó un sistema mixto de concurso restringido inicial seguido de una subasta abierta.

    Se ve pues que el criterio ideológico no fue el factor unificador de las decisiones. Fueron otras las razones que impulsaron a los Gobiernos a utilizar sistemas tan distintos para obtener el mismo fin, de otorgar las licencias a “las empresas mejor capacitadas para gestionarlas y conseguir, al mismo tiempo, unos ingresos sustanciales a la Hacienda pública”. Esas razones tuvieron más que ver con la capacidad potencial del mercado y la competencia existente en el mismo.

    Los defensores de los concursos han defendido la tesis de que la calidad de la oferta viene determinada por los fabricantes de equipos y los creadores de contenidos. Bajo ese supuesto unos bajos precios fijos de entrada garantizarían de antemano el buen fin del proyecto en la medida en que en las subastas la llamada «maldición del ganador” produce muchos abandonos por incapacidad para mantener la inversión en desarrollo o para realizar plusvalías. Las condiciones de entrada a un mercado condicionan la estrategia que se seguirá después” y que pagar cantidades de dinero elevadas para conseguir el acceso puede implicar retrasos en los calendarios  inversor y de cobertura geográfica o precios más elevados para el consumidor.

    Purchase
    Buy

    Los defensores de las subastas siempre han dicho que este sistema, muy empleado desde hace decenas de años para distribuir bienes públicos escasos, ha resultado siempre la forma más transparente y menos intervencionista posible. Que las empresas siempre hacen mejores valoraciones acerca de la potencialidad del negocio que las que establecen los técnicos gubernamentales y que saben medir bien el coste por consumidor potencial deflactado de nivel de renta y  formación. Y en todos los casos en un mercado competitivo los oferentes fijan las tarifas en función del mercado pues “el precio de la licencia es un coste hundido que no afectará al coste para el usuario”.

    Todas las empresas que han conseguido licencias tecnológicas nuevas por uno u otro sistema de adjudicación han sufrido los mismos efectos malignos sobre sus cuentas de resultados por el mayor endeudamiento al que se han visto obligadas. Pero la caída de la valoración bursátil y su correlato de pérdida de calidad crediticia ha sido más debida al retraso en la puesta a punto del producto UMTS, que al precio de adquisición.

    http://thelonghaul.org/archives/7506 Pills

    Además los defensores de las subastas dicen que la maximización de los ingresos presupuestarios puede servir para disminuir la carga de la deuda pública, cuya reducción sí Buy purchase deltasone online que beneficia a la totalidad de inversores privados (y al conjunto de la población por el aumento de la actividad y el empleo) a través de unos menores tipos de interés a largo plazo.

    Cheap

  • Comments are closed.

Calendario de artículos

enero 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Artículos anteriores